Comunitario

Residencias en la zona 18 en peligro de un colapso

Un proyecto habitacional en el kilómetro 9.5 de la ruta al Atlántico ha sido declarado inhabitable, por el riesgo de un colapso, mientras unas 300 familias piden que les devuelvan lo que han pagado por sus viviendas.

Por Geldi Muñoz Palala

Las viviendas han sido declaradas inhabitables por el riesgo de hundimientos, deslizamientos y derrumbes. (Foto Prensa Libre: Edwin Bercián)
Las viviendas han sido declaradas inhabitables por el riesgo de hundimientos, deslizamientos y derrumbes. (Foto Prensa Libre: Edwin Bercián)

El sector 2 del área residencial Jardines del Norte, en la Calle Real Las Tapias, zona 18, ha sido declarado por la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred), como inhabitable, por el riesgo de un colapso estructural de los inmuebles.

La alerta también está respaldada por un estudio geológico que confirmó la inestabilidad del terreno y el riesgo que las grietas y hundimientos, hasta ahora pequeños, aumenten y provoquen una tragedia.

Ante al riesgo documentado por los residentes del lugar, estos piden que se les cancelen daños y perjuicios y costas procesales, así como la totalidad de las cuotas aportadas en los distintos  bancos del sistema por la compra de los inmuebles.

Los vecinos que compraron sus casas a plazos se quejan que los bancos les exigen que cumplan con las cuotas de un inmueble que ya no es habitable por los daños en las estructuras, y que incluso algunos propietarios han abandonado sus hogares.

Advertidos

Jorge Zuñiga, uno de los propietarios de las viviendas afectadas, mostró a reporteros de Prensa Libre como su casa se ha ido deslizando con el transcurso de los años por la inestabilidad del terreno. La vivienda le costó Q228 mil y aunque la pagó al contado, ahora exige una devolución del dinero. Agregó que aún no se ha ido de su casa ya que no tiene a donde ir y se suponía que cuando le ofrecieron la casa era un lugar seguro.

Jorge Luis López, otro de los vecinos afectados, dice estar consciente del riesgo sin embargo la necesidad de un lugar donde vivir lo mantiene junto a su familia en esa casa que reconoce, podría colapsar por la lluvia o un fuerte sismo.

“Esa preocupación nos llevó a hacer varios análisis y estos confirmaron que estamos en una zona de riesgo”, reconoció López.

El vecino es uno de los muchos que han decidio devolver los papeles de la hipoteca al banco y exigir que la devolución del dinero.

La constructora que vendió el proyecto es Olympus Ventas Inmobiliarias, con el aval del Fondo de Hipotecas Aseguradas (FHA), sin embargo hasta ahora y pese a la insistencia de los vecinos afectados, ninguno se ha hecho responsable de los problemas.

Sergio Irungaray, gerente general del FHA, explicó que cuando los compradores tienen algún problema, la única responsable es la empresa constructora con la que adquirieron el inmueble; el FHA solo facilita el crédito con cuotas blandas.

Los vecinos señalan a la inmobiliaria, al FHA y a la comuna capitalina por extender las licencias de construcción y esperan que alguien se haga responsable.



El socavamiento de algunas áreas es uno de los mayores problemas actuales (Foto Prensa Libre: Edwin Berci‡án)
El socavamiento de algunas áreas es uno de los mayores problemas actuales (Foto Prensa Libre: Edwin Berci‡án)


Riesgo latente

Según un estudio a cargo del ingeniero y geólogo Julio Roberto Luna Aroche, las casas como las medidas de mitigación (muros y estructuras de contención), no responden a un diseño estructural y geotécnico adecuado donde se construyeron.

El análisis además resalta que los desplazamientos se deben a múltiples factores como geología con altos índices de degradación o meteorización, humedad excesiva en el subsuelo, condiciones topográficas, problemas constructivos y mala planificación y diseño de taludes.

Desde el punto de vista de las estructuras de las viviendas, puede catalogarse como una zona de desastre, debido a que paulatinamente las viviendas dejarán de ser habitables debido a los daños, dice el informe.