Comunitario

Luto en Ajvix por el asesinato de los niños Carlos y Óscar

En medio del dolor por la despedida de Carlos Daniel y Óscar Armando, familiares y amigos repudian la violencia contra los niños.

Por H. Pocasangre, G. Muñoz y C. Álvarez

El domingo fueron localizados dentro de unos costales los cuerpos sin vida de dos niños, de 10 y 11 años.<br />
(Foto Prensa Libre: Carlos Hernández )
El domingo fueron localizados dentro de unos costales los cuerpos sin vida de dos niños, de 10 y 11 años. (Foto Prensa Libre: Carlos Hernández )

Son muchas las palabras positivas que en la comunidad dicen de los menores, todos los conocían por su perseverancia y dedicación al estudio y su familia.

Óscar Armando Top Cotzajay, de 11 años, y Carlos Daniel Xiquin, 10, eran estudiantes de  tercero y cuarto primaria en la escuela de su comunidad, Ajvix, San Juan Sacatepéquez.

Los menores fueron secuestrados el viernes por personas que conducían un automóvil negro, cuando los niños caminaban al centro escolar.

Vecinos encontraron los cuerpos entre costales en un camino que de San Juan Sacatepéquez comunica con San Raymundo.

Los vecinos, familiares y amigos, repudian la violencia contra los niños y aseguran que es un lugar tranquilo donde ese tipo de violencia no había ocurrido.

Toda la comunidad está de luto, las familias de Óscar y Carlos siguen sin creer lo que le ocurrió a sus hijos, y le piden a Dios “que se encargue de los que hicieron el daño”.

Óscar era muy religioso y participaba constantemente en actividades de la iglesia, le gustaba participar en clase y apoyar a sus compañeros.

Carlos era tranquilo y reservado, aunque aplicado en sus estudios, constante y responsable. Siempre apoyaba a su familia.

Los compañeros de los menores se reunieron esta mañana en la escuela y con fotografías y arreglos florales, recordaron los momentos que compartían en su etapa escolar.

Cuando localizaron los cuerpos, los padres afirmaron que les habían indicado que personas en un carro negro se los habían llevado. “Les ofrecieron jalón a la escuela”, comentaron.

Las familias aseguran que en su momento no denunciaron a la policía por miedo a represalias contra ellos y sus hijos.

Los niños serán sepultados el martes a las 13 horas en el cementerio local. Tendrán un homenaje en la escuela y servicios religiosos.

Maximiliano Xiquin, padre de Carlos, afirmó que tiene miedo porque no saben de dónde llegó el secuestro. El aseguró que su trabajo es cuidar una granja, y no tiene solvencia económica como para ser víctima de la delincuencia.





En investigación

Francisco Rivas Lara, ministro de Gobernación, calificó de “lamentable” y “muy violento” el crimen en contra los dos niños.

Aseguró que desde el domingo hay un equipo “compenetrado” para lograr esclarecer ese hecho. Aun no hay hipótesis de qué fue lo que motivo el crimen, añadió.

Las acciones inmediatas para San Juan Sacatepéquez, donde ocurrió el incidente, fue mejorar e  incrementar la presencia de la policía y adicionalmente el equipo de investigación que ya está trabajando, explicó el ministro.

Unicef exige investigar

Unicef pidió hoy al Estado de Guatemala y a la pueblo “no permanecer callados”  ante el contexto de “crueldad y violencia”  que afecta al país y exhortó a las autoridades a “ponerle fin” , después de que este fin de semana dos niños indígenas fueran hallados sin vida dentro de unos sacos.

“Ante los brutales”  casos de violencia, como el que este fin de semana se llevó la vida de dos niños en San Raymundo, en el municipio de San Juan Sacatepéquez, Unicef pidió revisar “el funcionamiento del sistema de justicia” , tomar acciones para proteger a los pequeños, y “alzar la voz y demandar un verdadero sistema de protección de la niñez” .