Política

Declaración de Chapultepec es una promesa a ciudadanos

El peruano Gustavo Mohme Seminario, presidente de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), afirmó que con la firma de la Declaración de Chapultepec los ciudadanos pueden obligar a los candidatos a que cumplan con el compromiso de defender la libertad de expresión y de prensa.

Por Geovanni Contreras

Gustavo Mohme Seminario
Gustavo Mohme Seminario

Mohme, en una entrevista a Prensa Libre, lamenta la impunidad que impera en crímenes contra periodistas en Guatemala y se declara preocupado.

¿Por qué es importante la libertad de expresión y de prensa?

Normalmente se atribuye la libertad de expresión a los derechos de los periodistas, pero es un derecho inherente a todos los ciudadanos.

Un ciudadano que no está debidamente informado es un ciudadano que no es capaz de tomar su mejor decisión, y es fundamental que tenga la mejor información; no importa de dónde provenga. Eso le va a permitir tomar la mejor decisión a la hora de emitir su voto.

¿Qué implica para los candidatos firmar la Declaración de Chapultepec?

Es un compromiso para los candidatos, y para la ciudadanía es una promesa. Tenemos que estar atentos con su cumplimiento, sea el candidato que gane.

Es un documento muy concreto y se ve claramente cuáles son los principios, el respeto, en fin, todos los aspectos, pero para los ciudadanos y la gente en general es una referencia a la que debemos obligar a los candidatos que cumplan.

¿Y qué ganan los ciudadanos con ese compromiso de los candidatos?

Que los ciudadanos voten debidamente informados y estén debidamente empoderados. 

¿Cómo se lee que un candidato presidencial no haya venido a firmar la declaración?

Me dedicaría más a reconocer el interés y el compromiso de los 13 candidatos. El que no ha podido firmar —Manuel Baldizón— pidió que si podía suscribirlo en Miami, en la sede de la SIP, las coordinaciones están en camino.

¿Cuál es la información que tiene sobre la libertad de prensa en Guatemala?

En general, amenazas contra libertad de expresión hay en América permanentemente.

Nuestra profesión siempre se ejerce en condiciones de riesgo. Acá lo que más nos preocupa es el crimen organizado y es el asesinato de periodistas, y sobre todo la impunidad con la que ocurre.