Ataques armados deja dos muertos y un herido en Escuintla

Una serie de ataques armados se suscitaron este sábado, en horas de la noche, que dejó el saldo de dos muertos y un herido, según fuentes oficiales.

Por Carlos Paredes / Escuintla

Miguel Ángel García perdió la vida en el ataque armado en el Puerto San José. (Fotos Prensa Libre)
Miguel Ángel García perdió la vida en el ataque armado en el Puerto San José. (Fotos Prensa Libre)

El primer ataque armado ocurrió a eso de las 10 de la noche en las cercanías del cementerio general de Puerto San José,  en donde murió Miguel Ángel García, de 17 años.

Información de la Policía Nacional Civil (PNC), la víctima presentaba dos heridas de bala en la espalda, lo que le causaron la muerte.

En el ataque resulto herido Jorge Alberto Castañeda Argueta, 18, de nacionalidad Salvadoreña, a quien le acertaron dos heridas de bala en las extremidades inferiores, por lo que fue trasladado por los Bomberos Voluntarios al Hospital Regional de Escuintla.

Según curiosos, el ataque lo cometieron dos hombres que se conducían en una motocicleta, quienes aprovecharon cuando las dos personas caminaban en un sector oscuro a inmediaciones de cementerio.

Investigadores de la PNC manejan la hipótesis que el ataque era dirigido a Jorge Alberto Castañeda, quien es originario de El Salvador y estaba siendo investigado, porque existe una denuncia por parte de vecinos en donde indican que este se dedicaba a delinquir en el sector.

Ultiman a joven

El segundo ataque armado fue contra Aldo Andoni Santizo Florian, 19, quien se encontraba con un grupo de amigos en la 26 calle de la colonia Cañaveral 1, en la zona 5 de la cabecera de Escuintla, cuando hombres armados a bordo de una motocicleta lo llamaron y le dispararon.

Según curiosos, el grupo de jóvenes estaban platicando pero fueron sorprendidos por el incidente por lo que salieron huyendo atemorizados.

La policía no descarta que fue un ataque directo, pues los disparos fueron certeros en contra de Santizo quien según lugareños tenia una librería en la referida colonia.

Pobladores manifestaron su preocupación, pues la tranquilidad se esta perdiendo por lo que temen caminar en las calles en la noche  y temen ser victimas de una bala perdida.