Incumplimiento de empresa causa protesta

Pobladores de la aldea San Miguel Las Flores, de Masagua, Escuintla, bloquearon el martes último el ingreso a la empresa Jaguar Energy, ya que representantes de esa organización no llegaron a una reunión en la que se discutiría el tema de la contaminación del río La Mora, donde han muerto cientos de peces.

Por Enrique Paredes / Masagua

Pobladores afectados por contaminación de río bloquean ingreso a la empresa Jaguar Energy, en Masagua, Escuintla. (Foto Prensa Libre: Enrique Paredes)
Pobladores afectados por contaminación de río bloquean ingreso a la empresa Jaguar Energy, en Masagua, Escuintla. (Foto Prensa Libre: Enrique Paredes)

Los inconformes indicaron que el martes pasado estaba programada una reunión con representantes de Jaguar Energy en el salón comunal de la referida aldea, pero la empresa solo envió una carta en la que explicaba que no se presentó por recomendaciones de sus abogados y que están a la espera de los resultados de la investigación del Ministerio Público.

Un contingente de antimotines de la Policía Nacional Civil llegó al lugar como medida de prevención y luego del diálogo el grupo retiró la protesta que duró unas cinco horas.

Nora Leiva, delegada de la Comisión Presidencial de Derechos Humanos, intervino en el conflicto y se acordó que representantes de los pobladores y directivos de Jaguar Energy efectuarán una reunión este jueves en la Gobernación Departamental, en Escuintla.

Mortandad de peces

Vecinos denunciaron la semana pasada que cientos de peces y crustáceos de varias especies murieron en el río La Mora, en la aldea San Miguel Las Flores, Masagua, supuestamente porque la empresa generadora de energía eléctrica Jaguar Energy, lavó sus calderas y lanzó los residuos al afluente.

Añadieron que entre las especies afectadas se encuentran mojarra, vieja, pepesca, bagre, caracol, camarón y cangrejo.

Óscar Barco, coordinador comunitario de la aldea San Miguel Las Flores, expresó que ese río es utilizado por más de mil 200 habitantes del lugar para lavar ropa, bañarse y efectuar tareas de pesca artesanal para el consumo y venta en el mercado local.