Inhuman a Jacova Arévalo y parientes piden justicia

Cientos de pobladores de Tiquisate, Escuintla, asistieron este viernes al sepelio de Jacova Arévalo, cuyo cuerpo fue hallado calcinado el 17 de febrero en kilómetro 84, en Siquinala, un día después de que fuera dada por desaparecida.

Por Carlos Paredes / Tiquisate

Cientos de personas exigen justicia por la muerte de Jacoba Arévalo, inhumada este viernes en Tiquisate, Escuintla. (Foto Prensa Libre: Carlos Paredes)
Cientos de personas exigen justicia por la muerte de Jacoba Arévalo, inhumada este viernes en Tiquisate, Escuintla. (Foto Prensa Libre: Carlos Paredes)

Arévalo fue reconocida el martes último mediante exámenes de ADN, pues debido al estado de cadáver fue imposible su identificación inmediata.

Pobladores y familiares de Arévalo que asistieron al sepelio piden justicia y que las autoridades capturen a su pareja, Juan Carlos Fuentes, a quien señala de la muerte de la fémina y que se encuentra prófugo desde el momento en que se practicaron los análisis de ADN para identificar el cuerpo.

Alba Garrido, madre de Arévalo, repudio el hecho, pues según ella, las autoridades han mostrado poco avance, y recordó que las autoridades llegaron a la casa de su hija cinco días después de haber desaparecido.

REG240315CEP01jacoba-arevalo.jpg

El martes último, el juez de primera instancia Penal de Santa Lucia Cotzumalguapa emitió una orden de captura en contra de Fuentes, señalado de femicidio.

Pobladores manifestaron que este caso es muy similar al Cristina Siekavizza, por lo que piden que no quede impune y se capture al responsable.

La familia de Arévalo presume que Fuentes está vinculado en la desaparición de la fémina, ya que la agredía verbal y físicamente desde el inicio de su relación.

Alba Garrido, madre de la víctima, afirmó a “Prensa Libre” que el día de la desaparición de su hija, Fuentes llegó con los niños (sus hijos) y se los dejó toda la noche, con el argumento de que había discutido con Arévalo. A la mañana siguiente, cuando este llegó a recoger a los menores le indicó que desconocía el paradero de la mujer.

Garrido acompañó a Fuentes a la vivienda para buscar a su hija, encontró desorden en la casa e indicó que se sorprendió cuando este le dijo: “Mire con lo que su hija me quiso agredir”, y le enseñó unas tijeras, aparentemente manchadas con sangre.

REG270315CEP02sepelio-jacoba.JPG

Algunos familiares de Arévalo agregaron que cuando denunciaron su desaparición, las autoridades tardaron cinco días en llegar al inmueble para recabar evidencias, pero que Fuentes ya le había indicado a una empleada que ordenara y limpiara el lugar.

Caso Siekavizza

El caso de Arévalo tiene características similares con la desaparición de Cristina Siekavizza, vista por última vez en julio del 2011, y cuyos familiares aseguran que fue ultimada por su esposo, Roberto Barreda (detenido), durante una discusión que sostuvieron en su casa, en el condominio Los Manantiales, ruta a El Salvador.

Siekavizza fue vista por última vez el 5 de julio del 2011, luego de haber celebrado el cumpleaños de su hijo. Dos días después se reportó su desaparición.

Siekavizza.jpg

Han transcurrido 43 meses, en los cuales se ha buscado a la víctima, explicó el padre de esta, Juan Luis Siekavizza.

“Venimos batallando ya desde hace mil 305 días, más o menos, para conseguir justicia y para conseguir la paz para nuestra familia, después de —los— hechos terribles que se conocen desde ese 7 de julio —del 2011—, por la desaparición de Cristina”, dijo el padre de la víctima.

Por el caso Siekavizza enfrentan proceso Barreda, como principal sospechoso por la desaparición de esta, señalado de femicidio, obstrucción de la justicia y maltrato a personas menores de edad.

La madre de Barreda, Beatriz Ofelia de León, expresidenta de la Corte Suprema de Justicia, es acusada por amenazas contra la exempleada de la pareja Barreda-Siekavizza, Olga Petrona Say, a quien habría obligado a mentir para exculpar a su hijo.

“Por el caso Siekavizza enfrentan proceso Barreda, como principal sospechoso”.

Al investigador privado Óscar Celada, quien supuestamente habría ocultado información sobre el paradero de Siekavizza, se le acusa de obstrucción de la justicia y usurpación de calidad.

Javier Mendizábal, compañero de trabajo de Barreda, es acusado de obstrucción a la justicia.

Investigación

La nueva línea de investigación, revelada a partir de la reevaluación del expediente, que comenzó en diciembre del año pasado, señala que vehículos del Estado fueron utilizados para desaparecer a Siekavizza, explicaron Juan Luis Siekavizza, padre de la víctima, y Norma Cruz, directora de la Fundación Sobrevivientes.

“Al hacer la revisión del expediente nos topamos con una línea de investigación que involucra a un ente del Estado que colaboró con Barreda en la desaparición del cuerpo de Cristina”, afirmó Cruz.

Agregó: “El gran drama de este caso no es que Roberto Barreda mató a Cristina y que la desaparece, sino quiénes colaboraron con él para desaparecer el cuerpo de Cristina, y por eso estamos pidiendo que el Ministerio Público siga esta línea de investigación que quedó olvidada y escondida”.