Cuidan canes abandonados

Hace dos años las autoridades de la cabecera de Huehuetenango anunciaron el exterminio de perros callejeros, lo que motivó a la familia Abac Morán a dar refugio a mascotas que fueron abandonadas por sus dueños.

Por POR Mike Castillo

Miriam Morán  y su hijo, Eduardo Abac, muestran uno de los apartados de la casa donde tienen canes.
Miriam Morán y su hijo, Eduardo Abac, muestran uno de los apartados de la casa donde tienen canes.

La familia habilitó en su residencia, en el barrio Minerva de la zona 2 de esa ciudad, un albergue para perros. En la actualidad tienen 70 de estos animales y además promueven su adopción entre los vecinos.

Miriam Morán Martínez dijo que al refugio han llevado mascotas que necesitan asistencia médica, pues entre la población no existe cultura para ayudar a los animales de la calle.

Buscan ayuda

Los Abac Morán buscaron el apoyo del Área de Salud para vacunar y curar a los canes. “Algunos han venido fracturados y necesitan prótesis o tratamiento médico, el cual se les proporciona con la ayuda de cuatro voluntarios”, añadió Morán.

Para la comida, medicina y desparasitantes de los animales deben buscar apoyo. También los castran, para evitar que haya más perros callejeros.

Manifestó que en diferentes ocasiones han encontrado frente a la puerta de su casa, mascotas en bolsas o cajas.

Su hijo, Joaquín Eduardo Abac Morán, lamentó que algunos dueños traten con saña a los perros, pues llegan con heridas graves.

Mostró su disgusto por el abandono de muchas mascotas, por lo que se esfuerza en el fomento de la adopción entre la población.

Abac Morán contó que les dan de comer, curan y buscan que los animales confíen de nuevo en los humanos, y luego se empeñan en encontrarles un nuevo hogar.

Para adoptar, exigen a los solicitantes que se comprometan a alimentar y cuidar a las mascotas.