Locutor mam destaca en Los Ángeles

Una caja de lustre acompañó la niñez de Abelino Pablo Carrillo, un migrante mam, que debido a la pobreza y la falta de oportunidades en el país, viajó de manera ilegal, en 1991, a Los Ángeles, EE. UU., donde se desempeña como locutor de radio.

Por Oscar Felipe Q.

El Polifacético locutor es querido por los migrantes latinos en Los Ángeles, Estados Unidos.
El Polifacético locutor es querido por los migrantes latinos en Los Ángeles, Estados Unidos.

Su labor social se enfoca en la defensa de los derechos humanos, la libertad de acciones y mejores condiciones de trabajo de los vendedores de la calle 6 “Witmert Junior”, donde migrantes de varios países, en su mayoría de Guatemala, ofrecen sus productos; además, promueve la cultura nacional en ese país.

Desde su nacimiento, el 20 de febrero de 1961, Pablo estuvo relacionado con la migración, pues su padre, Juan Pablo Jiménez, viajó de Todos Santos Cuchumatán, Huehuetenango, a Cuyotenango, Suchitepéquez, para trabajar en la finca San Rafael Olimpo.

En ese lugar pasó parte de su niñez, pero debido a la pobreza se vio obligado a trasladarse a la capital, para dedicarse a lustrar zapatos, lavar carros y trabajar como ayudante de bus.

Recuerda que su lugar preferido para trabajar era la terminal de buses de oriente, hoy conocida como Plaza Barrios, en la zona 1 capitalina.

Pese a las adversidades, Pablo nunca olvidó su sueño de sobresalir, y con mucho esfuerzo se graduó de maestro en el Instituto Mixto Rafael Aqueche y estudió Administración de Empresas en la Universidad Rafael Landívar. Le faltaron dos años para graduarse.

Debido a la poca oportunidad laboral decidió ir tras el sueño americano, en 1991. “Me sentía atrapado, no conseguía trabajo y el salario era una miseria”, recuerda el connacional, ahora de 55 años.

“Al principio fue bastante duro, porque uno se encuentra con una cultura e idioma diferente. Estudié inglés y en 1999 obtuve el título de locutor. Al graduarme, me empecé a desenvolver en las radios, trabajo que hago hasta la fecha”, afirma.

Su primera experiencia de cabina la obtuvo en la radio La Qué Buena, de Los Ángeles, y posteriormente en Radio Cali.

En el 2012 encaminó un proyecto propio al fundar la emisora Novedades 91.9 FM, que llega a todo el mundo por internet. Al principio solo se transmitía música, pero en la actualidad y con ayuda de colegas y amigos la programación es variada, incluso cuentan con espacios de opinión.

En su programación incluye un segmento denominado Memorias y andanzas por mi Guatemala, que lleva a un paseo imaginario por todos los rincones del país.

Labor humanitaria

A través de la radio, Pablo llegó a tomar conciencia de las condiciones de los vendedores y desde el 2010 emprendió una lucha junto a las autoridades angelinas para que se respeten los derechos y que se les de un espacio para vivir.

El cariño y la admiración de los comerciantes le valió para ser nombrado presidente de la Asociación de Vendedores de la Calle 6, que aglutina a unos 75 comerciantes, entidad que se encuentra bajo la tutela de H.O.L.A, organismo de ayuda humanitaria dirigido por Obelio Orozco, otro migrante de San Pedro Sacatepéquez, San Marcos.

Además, gracias a que habla mam sirve de traductor en la corte estatal, para situaciones migratorias.

El connacional, quien posee un permiso de trabajo en ese país, se siente orgulloso de ser guatemalteco y con frecuencia viste el traje típico de Todos Santos Cuchumatán, habla su idioma materno y promueve la cultura y la música del país. También declama sus propios poemas.