Vecinos piden regular venta de licor

Vecinos y representantes de consejos comunitarios de desarrollo (Cocodes) de la cabecera de Huehuetenango exigen a las autoridades que controlen las cantinas y cafeterías, las cuales se presume funcionan como prostíbulos.

Por Mike Castillo / Huehuetenango

Un hombre ebrio duerme junto a la puerta de la catedral de Huehuetenango, en la zona 1. (Foto Prensa Libre: Mike Castillo)
Un hombre ebrio duerme junto a la puerta de la catedral de Huehuetenango, en la zona 1. (Foto Prensa Libre: Mike Castillo)

Víctor Villatoro, integrante del Cocode en la zona 1, afirmó que los vecinos se quejan por los escándalos, disparos al aire y riñas que causan personas en estado de ebriedad, pues no hay control de la venta de bebidas alcohólicas, especialmente en esa zona, donde hay aumento de bares y discotecas.

“Por las noches el centro histórico se convierte en letrina pública, por todos lados se observan personas ebrias tiradas y en los alrededores hay cantinas disfrazadas de cafeterías, y muchas funcionan como prostíbulos”, expresó.

Villatoro manifestó que el problema no solo causa inseguridad, sino que perjudica el turismo y ornato de la ciudad, por lo que exigen a las autoridades tomar acciones inmediatas.

“Es urgente que las autoridades controlen estos negocios, donde se cree que hay consumo de estupefacientes, trata de personas y explotación infantil”, señaló una vecina.

Integran equipo

Vayron Herrera, delegado de la Comisión Presidencial de Derechos Humanos (Copredeh), señaló que se integrará un equipo de trabajo para tratar el incremento de cantinas, prostitución y trata de personas, especialmente en La Democracia, Chiantla, Ixtahuacán y la cabecera, donde se reporta aumento de negocios de dudosa actividad.





“Se activará una mesa interinstitucional para que cada una trabaje de acuerdo a su mandato, por ejemplo, el Área de Salud debe verificar tarjetas de sanidad y salubridad de los negocios, el Ministerio de Ambiente, los estudios de impacto ambiental; Gobernación debe controlar la migración extranjera en los negocios, y la Comisión de Ornato Municipal, lo relacionado a las licencias”, explicó Herrera.

El gobernador Hiram Martínez aseguró que buscan los mecanismos legales, como un ente que abrigue todas las dependencias que tienen relación con el problema, para darle una solución.

Agregó que el rol de la Municipalidad es importante, porque es la que autoriza los comercios, por lo que la verificación de la legalidad les compete, al igual que a las instituciones del Gobierno que han sido llamadas a unirse a este trabajo.



La mayoría de cafeterías y cantinas se ubican en la   zona 1 de Huehuetenango, en los alrededores del  palacio municipal.(Foto Prensa Libre: Mike Castillo).
La mayoría de cafeterías y cantinas se ubican en la zona 1 de Huehuetenango, en los alrededores del palacio municipal.(Foto Prensa Libre: Mike Castillo).


Incremento de negocios

Vayron Herrera, delegado   de Copredeh, señaló que en     Chiantla, La Democracia,   Ixtahuacán y la cabecera  se reporta  la mayor cantidad de negocios de dudosa actividad.

Añadió que el equipo de trabajo estará integrada por representantes de la Comisión  de Ornato Municipal, la  5ta Brigada Militar, Gobernación y la Policía Nacional Civil,   que  tendrán como función buscar estrategias para solucionar el problema de proliferación de cantinas y bares.