Sistema provee agua en los Cuchumatanes

El programa Manejo Sostenible de Agua en los Cuchumatanes, financiado por la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional, pretende mejorar el acceso del agua en las familias que habitan en el altiplano de Huehuetenango, a una altura superior a los dos mil 800 metros sobre el nivel del mar.

Por Mike Castillo

Vecinos y promotores del proyecto en los Cuchumatanes, durante el acto de inauguración. (Foto Prensa Libre: Mike Castillo).
Vecinos y promotores del proyecto en los Cuchumatanes, durante el acto de inauguración. (Foto Prensa Libre: Mike Castillo).

Rolando Gómez, delegado de la Fundación para la Conservación y el Ecodesarrollo (Fundaeco), informó que durante tres años el Gobierno de EE. UU., ha apoyado iniciativas amigables con el ambiente que contribuyen para mejorar las condiciones de vida de las personas.

El proyecto de agua beneficia a unas cinco mil 44 personas, quienes recolectaron y almacenaron un millón 899 mil 600 litros del líquido en depósitos familiares y comunitarios, en el cual se invirtieron Q7.6 millones.

Los depósitos fueron instalados en comunidades de Todos Santos Cuchumatán, Chiantla, San Juan Ixcoy y San Pedro Soloma. Se colocaron de 12 cisternas comunitarias con capacidad para 80 mil litros cada uno, además de 307 depósitos familiares y escolares.

El proyecto contempla la habilitación de un sistema de agua domiciliar, proyectos de riego por aspersión y minirriego por goteo con lo que se apuesta a un mejor aprovechamiento del recurso hídrico y la diversificación de los cultivos en el lugar.



Habitantes de la Sierra de los Cuchumatanes, que viven a más de dos mil 800 metros sobre el nivel del mar, reciben ayuda para el manejo sostenible del agua.
Habitantes de la Sierra de los Cuchumatanes, que viven a más de dos mil 800 metros sobre el nivel del mar, reciben ayuda para el manejo sostenible del agua.


Acción positiva

Miguel Ángel Figueroa, representante de la Asociación de Organizaciones de los Cuchumatanes, expresó que el aporte a los agricultores es significativo, pues eso facilita que tengan más y mejores cosechas al diversificar su producción.

Perfecto Cano Rodríguez, de San José Las Flores, Chiantla, aseguró que la comunidad se benefició con un sistema de riego por aspersión, capacitación y diversificación, pues aprendieron a sembrar papa y su primera cosecha fue de 800 quintales.

Entregan  estufas

El proyecto también incluyó la entrega de 318 estufas mejoradas, con lo que se  reducirá la explotación de los recursos naturales en los Cuchumatanes, dijo Rolando Gómez,  de Fundaeco. También se  capacitó  a más de tres mil personas sobre el cuidado de bosques.