Vecinos destruyen cerco en rechazo a uso de terreno

Unos 500 pobladores de varios sectores de la zona 11 de Huehuetenango destruyeron un cerco construido de láminas y malla en una propiedad que aseguran le pertenece al Estado y que el alcalde Augusto Gómez habría donado a una Sociedad Anónima que pretende construir en el sector un centro comercial.

Por Mike Castillo / Huehuetenango

Parte de la malla que fue derribada por vecinos en la zona 7 de Huehuetenango. (Foto Prensa Libre: Mike Castillo)
Parte de la malla que fue derribada por vecinos en la zona 7 de Huehuetenango. (Foto Prensa Libre: Mike Castillo)

Los inconformes se reunieron en la escuela local donde junto a estudiantes del Honorable Comité de Huelga de Dolores de la Universidad de San Carlos de Guatemala decidieron recuperar lo que llaman patrimonio de los huehuetecos, por lo que derribaron los materiales que circulaban el terreno de 240 metros de largo por 12 metros de ancho.

Se informó que el cerco fue construido a principio de la semana pasada, lo que provocó la reacción de los pobladores, quienes decidieron tomar medidas de hecho.

Mientras los inconformes quitaban las láminas, agentes antidisturbios de la Policía Nacional Civil (PNC) lanzaron seis bombas lacrimógenas para tratar de dispersar a la multitud.

Advertencia

Ante ello, los encapuchados universitarios dialogaron con los agentes para evitar que estos continuaran lanzando bombas de gas.

Al concluir con esa acción, la multitud se dispersó no sin antes advertir de que si se insiste por parte de las autoridades municipales de ceder ese terreno las acciones de hecho continuarán.

Según el alcalde Gómez Sosa, lo que se pretende hacer en el terreno es instalar un jardín y una parada de bus, por lo que existe un acuerdo municipal que establece que nadie puede realizar ningún tipo de construcción en ese espacio y culpó a 12 vecinos de ser los gestores de dicho movimiento.