Buque hospital atiende en Izabal

El Barco Hospital estadounidense USNS Comfort estará anclado en la Bahía de Amatique, Puerto Barrios, Izabal, del 22 de abril al 1 de mayo, donde presta servicios médicos y dentales sin ningún costo a la población, como parte de la misión Promesa Continua 2015 de la Fuerza Naval de los EE. UU.

Por Edwin Perdomo / Puerto Barrios

Médico atiende  a un paciente, en uno de los laboratorios del barco hospital estadounidense anclado en la Bahía de Amatique, Puerto Barrios, Izabal.
Médico atiende a un paciente, en uno de los laboratorios del barco hospital estadounidense anclado en la Bahía de Amatique, Puerto Barrios, Izabal.

Las clínicas médicas están localizadas en la Casa Social del Maestro Profesor Leopoldo Cordón Guzmán y en el Complejo Deportivo de Puerto Barrios, y atienden de 8 a 16 horas.

Se han programado cien cirugías y cinco mil consultas para pobladores, a quienes además se les entregarán medicamentos como parte de las acciones de un acuerdo de cooperación entre Estados Unidos y Guatemala para apoyar la salud.

Tecnología

La embarcación está capacitada para albergar a mil cien pacientes, salas de cuidados intensivos, encamamiento, laboratorio, banco de sangre con capacidad para cinco mil unidades, rayos X, quirófanos y área de entrenamiento, entre otros.

Miguel Cubano, a cargo de la misión, expuso que el barco cuenta con la tecnología más avanzada en equipo médico, y que el banco de sangre es el más grande del mundo. El costo de operación anual del barco asciende a US$40 millones.

Jaime Sánchez, director del Área de Salud de Izabal, señaló que en lo que va de la jornada ya se atendió a tres mil 500 pacientes, de los cinco mil que se espera que acudan. “A los pacientes que requieren cirugías, se les traslada al barco en helicóptero”, comentó Sánchez.

Verónica Ramírez, de la embajada de EE. UU., afirmó que el embajador de ese país en Guatemala, Todd Robinson, supervisará hoy y mañana la labor humanitaria que se efectúa en el barco, y aprovechará para convivir con la tripulación de la nave, con las personas beneficiadas y con autoridades locales.

Leer nota completa en la edición impresa de Prensa Libre o adquiérala aquí