Arrestan a hombre por muerte de gerente de Hospital de Puerto Barrios

El camino de la justicia se abre para familiares y amigos de Glenny Oneida Santos Méndez, quien el pasado 8 de enero fue muerta a balazos en la colonia San Agustín de Santo Tomas de Castilla, Puerto Barrios, Izabal. La Policía nacional Civil capturó este jueves a Ronald Fuentes Estrada, sindicado de haber participado en el crimen.

Por Dony Stewart / Izabal

Ronald Fuentes Estrada es sindicado de haber participado en el crimen de Glenny Oneida Santos. (Foto Prensa Libre: Dony Stewart)
Ronald Fuentes Estrada es sindicado de haber participado en el crimen de Glenny Oneida Santos. (Foto Prensa Libre: Dony Stewart)

La captura se llevó a cabo frente al edificio del Organismo Judicial de Puerto Barrios, en cumplimiento de orden de captura emitida por el Juzgado de Primera Instancia Penal de Delitos de Femicidio de Izabal.

El día del crimen, Santos Méndez, de 28 años, quien era gerente financiero del Hospital Infantil de Puerto Barrios, se conducía en su vehículo hacia su vivienda ubicada en la colonia San Agustín, de Santo Tomás de Castilla, Puerto Barrios, cuando, según investigaciones del Ministerio Público, Fuentes Estrada y otros cómplices le interceptaron el paso y la atacaron a balazos.

Vecinos contaron que minutos antes del crimen observaron que varios sujetos a bordo de una motocicleta realizaban disparos en los callejones de la colonia.

“Glenny condujo herida hasta la entrada de su vivienda pero por la gravedad de las heridas murió”, dijo una vecina.



Glenny Oneida Santos Méndez.
Glenny Oneida Santos Méndez.


Luchadora

Familiares contaron que Glenny Santos era licenciada en Administración de Empresas y luchaba por sacar adelante a sus dos hijos.

“Era una madre soltera muy querida, que irradiaba alegría. Siempre la recordaremos como un ejemplo de superación y por su don de solidaridad, pues siempre ayudaba a las demás personas”, manifestó una amiga.

Compañeros de trabajo, quienes la recuerdan con nostalgia, aseguraron: “Además de ser nuestra jefa también era nuestra amiga, pues  compartía con nosotros fuera de la trabajo. Lamentamos que otra vida haya sido apagada por la delincuencia, esperamos que se haga justicia”.

Constantino Ixpatá, jefe de la Comisaría 61 de Izabal, indicó que junto a la población unirá esfuerzos para el esclarecimiento de ese caso y para combatir los hechos delictivos en el departamento.

“Puerto Barrios ha estado en zozobra por las constantes balaceras, ojala que capturas como esta, demuestre que las cosas van a cambiar y sicarios se alejen de nuestra población”, añadió Josué Escalante, vecino.