Conductor de tráiler huye de accidente donde murió un hombre

Una persona murió la noche del jueves último en un accidente de tránsito en el kilómetro 212 de la ruta al Atlántico, aldea Guacamayo, Los Amates, Izabal, cuando el piloto de un tráiler chocó de frente contra otro vehículo y luego huyó, informaron autoridades.

Por Dony Stewart / Los Amates

Vehículo en el que viajaba Luís Armando Cruz López, queda destruido durante choque en Los Amates, Izabal. (Foto Prensa Libre: Dony Stewart)
Vehículo en el que viajaba Luís Armando Cruz López, queda destruido durante choque en Los Amates, Izabal. (Foto Prensa Libre: Dony Stewart)

La víctima fue identificada como Luís Armando Cruz López, de 66 años, quien viajaba en el vehículo P755BRS y cuyo cadáver politraumatizado fue rescatado con equipo hidráulico por socorristas de los Bomberos Voluntarios.

Según vecinos, el accidente ocurrió cuando el conductor del automotor de carga invadió el carril donde transitaba Cruz López, quien no pudo esquivar el tráiler y chocó de frente.

Agentes de la Policía Nacional Civil indicaron que efectuaron un recorrido por el lugar para tratar de localizar al conductor del transporte que habría ocasionado el accidente y ponerlo a disposición de un juzgado local.

Un conductor de transportes de carga que pasaba por el lugar y que se identificó como René Escobar, comentó que la ruta al Atlántico es peligrosa, debido a la cantidad de tráileres que circula. Añadió que algunos pilotos conducen a excesiva velocidad.

“La ruta no llena las condiciones adecuadas, pues hay tramos muy oscuros y angostos. No pareciera una vía importante para el país. Las autoridades deberían tomar en cuenta eso”, señaló Escobar.

Aparte, Lilian López, vecina de Los Amates, dijo que es necesario que las autoridades verifiquen la velocidad a la que viajan los tráileres, ya que en la noche algunos conductores abusan.

Irresponsabilidad al volante

El 29 de febrero último, una mujer y su hija resultaron heridas en un accidente de tránsito en la aldea El Retiro, cabecera de Retalhuleu, donde luego fueron abandonadas por el piloto del automóvil, quien aparentemente manejaba en estado de ebriedad.

Las heridas fueron identificadas como Alba Violeta Diego Martínez, de 37 años, y su hija de 13, quienes se dirigían a trabajar a una finca ubicada en la referida cabecera, cuando el automotor chocó contra la pared de una vivienda.

Óscar Chávez, socorrista, indicó que fueron alertados del hecho y al llegar estabilizaron a las víctimas,  luego las trasladaron a un hospital en la localidad.