Rescatan a puma que permaneció ocho meses en cautiverio

El Consejo Nacional de Áreas Protegidas (Conap) decomisó el domingo último un puma en la comunidad de Tamagás Creek, Lívingston, Izabal, donde el animal permaneció  ocho  meses en cautiverio y padece desnutrición,  informó Thania Sandoval, de la referida institución.

Por Edwin Perdomo / Lívingston

Puma que rescatado en la comunidad de Tamagás Creek, Lívingston, Izabal. (Foto Prensa Libre: Edwin Perdomo)
Puma que rescatado en la comunidad de Tamagás Creek, Lívingston, Izabal. (Foto Prensa Libre: Edwin Perdomo)

Sandoval expuso que el felino, cuyo nombre científico es puma concolor, está en grave peligro de extinción por el avance de la frontera agrícola y el comercio ilegal; además, no puede permanecer en cautiverio por su agresividad y por la cantidad de alimento que consume.

Añadió que el ejemplar de unos 10 meses fue sedado y asistido con suero para ser trasladado al Centro de Rescate de Fauna Silvestre de Petén, donde recibirá  para tratamiento y entrenamiento para ser devuelto a su entorno natural.

Indicó que han coordinado con  varias instituciones para desarrollar operativos en busca de especies en peligro de extinción. Agregó que por desconocimiento, algunas personas mantienen esa clase de  animales en sus residencias o negocios. 

El Conap para evitar la extinción de estas  especies implementó un programa de capacitación para que el humano aprenda a convivir  con  animales carnívoros, si alguien desea información se puede comunicarse al número de teléfono 7948-0565 o al correo silvestrenoro@conap.gob.gt.

Vecinos de Poptún, Petén, se sorprendieron el martes último cuando localizaron a un oso hormiguero en un taller de reparación de llantas, por lo que dieron aviso a las autoridades para que pusieran a salvo al animal.



El oso hormiguero fue rescatado y trasladado hacia instalaciones del Conap, en Poptún, Petén. (Foto Prensa Libre: Conap)
El oso hormiguero fue rescatado y trasladado hacia instalaciones del Conap, en Poptún, Petén. (Foto Prensa Libre: Conap)


Una de las personas que se acercó al taller para observar al animal dio aviso a personal del Consejo Nacional de Áreas Protegidas (Conap), quienes enviaron a un grupo de trabajadores para rescatarlo y ponerlo a salvo.

El oso hormiguero, científicamente llamado Tamandúa mexicano, es una especie de mamífero piloso que habita las selvas del sur de México, Centroamérica y Sudamérica, y se encuentra en un listado de especies amenazadas por la deforestación, según informes de entidades de protección ambiental.

Rescatan aves en vivienda de Melchor de Mencos

En Melchor de Mencos, agentes de la División de Protección de la Naturaleza (Diprona) de la Policía Nacional Civil (PNC),  efectuaron un operativo este miércoles y rescataron a varias aves en peligro de extinción que estaban en una vivienda.

Las fuerzas de seguridad aprehendieron a Wilson Junior Chi, de 29 años, y decomisaron una guacamaya y cuatro loros.

Las aves quedaron en resguardo de  las autoridades ambientales y el capturado fue puesto a disposición de un juzgado local.

Repudian muerte violenta de puma

El 12 de agosto último, en el portal de Facebook de la comunidad Mi Voz Por la Tuya fue posteada información  e imágenes de la muerte violenta de  un puma en la aldea La Florida, San Miguel Ixtahuacán, San Marcos, donde personas  vendieron por partes el animal.

Rubí Rodríguez, representante de la referida organización, informó que la muerte del animal ocurrió el lunes último en el referido municipio.

Añadió que el puma murió a causa de una herida de bala. Seguidores de la referida organización  repudiaron lo ocurrido.



Puma que murió por una herida de bala en San Marcos. (Foto Prensa Libre: Mi Voz Por La Tuya)
Puma que murió por una herida de bala en San Marcos. (Foto Prensa Libre: Mi Voz Por La Tuya)


Según una queja de la  lectora Celeste de León, los colmillos y las garras del animal fueron vendidos en Q100 y la cola del puma en Q800.  Añade que el acto es repudiable y que se debe respetar la flora y fauna del país.

Otros casos

Un jaguar de aproximadamente dos años fue atacado a balazos en San Luis, Petén, el pasado 27 de octubre pasado. Activistas que trabajan para conservar la fauna intentaron salvar la vida del felino, pero fue imposible, y murió por la gravedad de las heridas.

La noticia fue difundida por la organización guatemalteca Arcas, que tiene albergues para especímenes en riesgo.

El jaguar tenía siete heridas provocadas por perdigones disparados con escopeta. Los proyectiles se ubicaron en el lomo y escápula —hombro— del animal, y dañaron vértebras y costillas

El 9 de julio último,  cinco cabezas de venado disecadas fueron decomisadas cuando eran transportadas en un picop, en el kilómetro 48 de la ruta Interamericana, en la aldea San Miguel Morazán, El Tejar, Chimaltenango.

Oliverio Santos, inspector de Diprona, dijo que las cinco cabezas están disecadas y que para ser transportadas es necesario un certificado de origen y permiso de autoridades correspondientes, de lo contrario es producto ilegal.

“Las cabezas posiblemente son de venado cola blanca, por lo que se solicitará que las examine una persona que conozca de estos animales para saber exactamente su especie”, afirmó Santos.