Jalapa

Piloto huye luego de haber causado tragedia

Como si nada hubiera pasado, el piloto de un bus escapó luego de haber arrollado a un niño, a quien le causó la muerte en Mataquescuintla.

Por Hugo Oliva / Jalapa

El accidente donde murió Eslin Elizando Jiménez Ávila ocurrió en la aldea El Durazanal, Mataquescuintla, Jalapa. (Foto Prensa Libre: Hugo Oliva)
El accidente donde murió Eslin Elizando Jiménez Ávila ocurrió en la aldea El Durazanal, Mataquescuintla, Jalapa. (Foto Prensa Libre: Hugo Oliva)

El pequeño Eslin Elizando Jiménez Ávila, de 6 años, caminaba en la orilla de la carretera, en la aldea El Durazanal, junto a su madre, Emmy Darleny Ávila García –porque era la única vía para llegar a sus casa- cuando repentinamente el bus C-556BKK, manejado por Selvin Neftalí González López, de 33 años, lo arrolló en su intento  por rebasar a otro vehículo, relataron testigos del hecho que conmocionó a la comunidad.

Quienes presenciaron el accidente aseguran que Eslin fue arrastrado por varios metros y que su pequeño cuerpo quedó bajo las llantas del pesado vehículo, que  transportaba a varias personas hacia comunidades cercanas; sin embargo, eso no le importó al piloto, pues continúo su marcha a gran velocidad.

La organización comunitaria del lugar permitió que los vecinos –algunos asistentes a una fiesta- reaccionaran casi de inmediato, por lo que iniciaron una persecución en motocicletas que dejó como resultado la detención de González en la aldea El Divisadero, Mataquescuintla, quien fue entregado a la Policía Nacional Civil en espera de que sea sancionado por ser el responsable de la tragedia.



“Todo ocurrió tan rápido y luego el piloto aceleró la marcha para escapar con todo y los pasajeros”, comentó la madre del menor.

Cada  día  decenas de vecinos de ese sector están obligados a caminar en la orilla de la carretera para llegar a sus casas, trabajos o escuelas, pero esa  travesía se convierte en un verdadero peligro, debido a que pilotos de buses y microbuses circulan a excesiva velocidad ante la falta de control de las autoridades. 

“Estos –los pilotos- no respetan, uno tiene miedo de subir a los buses con pilotos abusivos. Todos son iguales, y es peor cuando van dos buses juntos porque pelean pasaje. Por ganar Q5 ponen en riesgo la vida de la gente. Las autoridades deben frenar esto, para que ya no hayan más muertes”,  refirió Rosa María Jiménez, vecina del lugar.