Justicia

Aceros de Guatemala pagará Q300 mil por defraudar al fisco

La sentencia emitida por Sala Tercera de Apelaciones indica que el pago de los Q300 mil será en donaciones a varias instituciones.

Por Henry Estuardo Pocasangre

La SAT fue quien presentó las denuncias contra Aceros de Guatemala. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
La SAT fue quien presentó las denuncias contra Aceros de Guatemala. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Los Q300 mil son la sanción por haber evadido el pago de impuestos por Q266 millones, por medio de facturas y documentos con irregularidades.

Las investigaciones partieron de seis denuncias presentadas al Ministerio Público por la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT).

Tres de las quejas fueron por facturas emitidas por Norman Fernando Tejeda Velásquez, y las otras denuncias por Formularios Aduaneros Únicos Centro Americano, (Faucas), las cuales presentaban inconsistencias.

La sanción emitida el jueves indica que Aceros de Guatemala debe pagar Q300 mil, que dividirá en tres partes iguales para instituciones de ayuda social.

Los aportes

  • Escuela Número 2, República de Costa Rica – Q100 mil.
  • Biblioteca de Purulhá, Baja Verapaz –Q100 mil.
  • Hogar de ancianos Cabecitas de Algodón –Q100 mil.

La sanción también incluye que las autoridades de esa empresa deben recibir cursos en materia tributaria en el Centro de Capacitación Tributaria y Aduanera para Contribuyentes.

El caso

En el primer de los hechos denunciados la SAT estableció que Pedro José Raúl Paiz Valdez, en su calidad de representante legal de la entidad Aceros de Guatemala, registró en la contabilidad facturas provenientes de las empresas propiedad de Tejeda Velásquez.

Este último fue condenado por el delito de defraudación tributaria, porque sus empresas fueron creadas para facilitar documentación que fue utilizada para evadir el pago de impuestos por de Q13 millones 641 mil.

El segundo caso es porque establecieron que Paiz Valdez incorporó  facturas de proveedores inexistentes, fallecidos, y en las declaraciones de quienes fueron interrogados por los Fiscales afirmaron “no haber tenido relaciones comerciales con Aceros de Guatemala.

Ante eso la SAT determinó que hubo un menoscabo fiscal para los ingresos del Estado por Q255 millones 598 mil 624.93.

El tercer hecho fue que Paiz Valdez registró en la contabilidad de importaciones a Guatemala usando Formularios Aduaneros Únicos Centroamericanos (Faucas).

Las inconsistencias en ese caso fueron que hubo supuestos pagos de impuestos en el sistema bancario, otros duplicados identificados por medio del sistema de cruce de información con las aduanas.

La suma que no fue pagada al Estado fue de Q11 millones 310 mil 865.62.