Justicia

Arnoldo Medrano presenta pruebas ante jueza

El alcalde de Chinautla, Arnoldo Medrano compareció al Juzgado Noveno de Primera Instancia Penal en donde presentó sus pruebas de descargo por el trámite de antejuicio  por el delito de lavado de dinero.

Por Byron Vásquez

Arnoldo Medrano presentó pruebas a su favor en el juzgado noveno. (Foto Prensa Libre: Byron Vásquez)
Arnoldo Medrano presentó pruebas a su favor en el juzgado noveno. (Foto Prensa Libre: Byron Vásquez)

La Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala y el Ministerio Público presentaron el antejuicio el 6 de julio pasado a raíz de una denuncia de la Intendencia de Verficación Especial por presuntas  transacciones sospechosas por Q24 millones 905 mil.

Medrano fue citado por la jueza pesquisidora Silvia Morales, para que presentara sus pruebas de descargo.

Durante la diligencia el jefe edil presentó informes de auditoría del 2009 al 2011,  que según él demuestran que los recursos financieros de la comuna fueron utilizados en la ejecución de obras.

Además de documentos de los supervisores de las supuestas obras ejecutadas, así como fotografías de los proyectos ya concluidos. Los documentos fueron llevados en tres cajas a la jueza pesquisidora.

“Estamos comprobando que las obras si se hicieron pero que si los señores de las empresas,  metieron a intereses en los bancos sus ganancias, ese es su problema”, dijo Medrano.

Investigación

La investigación previa determinó que en el 2008 fueron formadas cinco empresas comerciales: Constructora Lagunilla, S. A.; Multitel, S. A.; Santa Cruz Construcciones, S. A.; Constructora Escala, S. A.; y Constructora Equité, S. A., con la finalidad de prestar servicios a la Municipalidad de Chinautla.

Luego, en el 2009 y el 2011, se estableció la existencia de otras sociedades mercantiles: Constructora El Campo, Dinámica Constructiva, S.A., y Constructora Aguirre Hermanos, S. A., con las cuales tenía vínculos Medrano, y que fueron beneficiadas con la adjudicación de obras pagadas mediante el fideicomiso de la comuna.

Esas sociedades trasladaron fondos a las cuentas bancarias de las compañías creadas en el 2008, y posteriormente constituyeron certificados a plazo fijo a favor de la familia Medrano Osorio.