Justicia

Audios y registros electrónicos revelan fuga de información en el MP

En la audiencia de primera declaración en el Juzgado Quinto de Instancia Penal, el Ministerio Público (MP) presentó los audios de las escuchas telefónicas, donde la estructura criminal Cisne Blanco obtenía información confidencial para trasladarla a grupos delincuenciales.

Por Sara Melini y Julio Lara

Los señalados en este caso son dos mujeres y un hombre, trabajadores del MP, identificados como Gladys Eugenia del Cid Aguilar De Castañón, Siegred Hiemann Álvarez, y Carlos Antonio Cisneros Torres.   Como integrantes del grupo delictivo los abogados Luis Enrique López Coronado y Rigoberto Arturo Castañón Mejía.

La jueza Judith Secaida escuchó la imputación del MP en contra de la estructura, integrada por cinco personas y que fueron capturadas el 4 de noviembre recién pasado, durante un operativo efectuado en diferentes puntos de la capital por la Policía Nacional Civil y el MP. 

La fiscalía fundamentó los delitos de asociación ilícita y revelación de información confidencial o reservada, a través de escuchas telefónicas.

Según el MP hubo fuga de información en al menos tres casos: el crimen contra los dos corresponsales de prensa en Suchitepéquez, la banda Los Cigarreros, familia Guajaca y Ubaldino Lorenzana Cordón.

Los primeros audios que presentó la Fiscalía son del 10 de marzo, día en que fueron ultimados Danilo López, corresponsal de Prensa y Federico Salazár, de Radio Nuevo Mundo, en Mazatenango, Suchitepéquez.

En el audio se escucha la voz de uno de los integrantes de la organización que le ofrece al abogado de uno de los capturados en flagrancia,  información del caso en poder del MP. 

La fiscalía también tiene en su poder registros electrónicos que demuestran como los extrabajadores ingresaban a la base de datos del MP y obtenían información privilegiada, misma que luego fue entregada a abogados vinculados al proceso que se sigue contra los supuestos asesinos de Salazar y López.

Durante la diligencia de este viernes también se estableció que Carlos Antonio Cisneros Torres ofreció US$1 mil  a cambio de información y escuchas telefónicas y US$500 como retribución para mantenerlo informado de la investigación, además Q500 por cada impresión de desplegados de información provenientes del sistema informativo del MP.

Cisne Blanco

La información sobre investigaciones del narcotráfico y crimen organizado que tres empleados del MP filtraron a dos abogados, habría terminado en manos del narco Manfredo Cordón y de la estructura que asesinó a los periodistas en Mazatenango, Suchitepéquez.

En diciembre del año pasado, el Ministerio Público de Guatemala trabajó un caso con la fiscalía general de El Salvador, y de México con el apoyo de Estados Unidos. A la fiscal general, Thelma Aldana, le reportaron desde El Salvador fuga de información en un caso que le llamaron operación Batalla.

Los capturados por la Policía Nacional Civil son:

  1. Luis Enrique López Coronado, abogado
  2. Rigoberto Arturo Castañon Mejía, abogado.
  3. Gladys Eugenia del Cid Aguilar de Castañon, empleada del MP.
  4. Carlos Antonio Cisneros Torres, empleada del MP.
  5. Siegred Hiemann Álvarez, empleada del MP.

A partir de ese momento, al operativo le denominaron Lucero. También Aldana ordenó cerrar el círculo de los fiscales que llevaban a cabo la operación, y le pidió a la fiscalía de Asuntos Internos abrir una investigación que dio resultados siete meses después.

Con esto lograron individualizar a los integrantes de la organización, y hoy capturaron a Gladys Eugenia Del Cid Aguilar De Castañón, de 35 años. Según el MP, era la facilitadora de información de la estructura criminal, pues le proporcionaba detalles e información a su esposo, y él, a su vez, a un abogado, quien después litigaba los casos en los tribunales.  Del Cid tenía varios años de laborar como oficinista de la secretaría general del ministerio.

También detuvieron a Siegred Annelisse Hienann Alvarez, 44; ella era facilitadora de información de la Oficina de Análisis Criminal, y a Carlos Antonio Cisneros Torres, 30, alias Cisne Blanco, colaborador del MP, y era recolector y facilitador de información.