Justicia

Blanca Stalling retoma sus labores en la CSJ

Después de dos meses y medio de ausentarse de su cargo, la magistrada Blanca Stalling anunció este lunes que regresará a sus labores pero se inhibirá de conocer los casos que involucren a su familia.

Por Jerson Ramos y Andrea Orozco

Blanca Stallin, presidenta de la Cámar Penal, se ausentó de sus labores durante dos meses y medio. (Foto Prensa Libre: Estuardo Paredes)
Blanca Stallin, presidenta de la Cámar Penal, se ausentó de sus labores durante dos meses y medio. (Foto Prensa Libre: Estuardo Paredes)

La funcionaria aseguró, en conferencia de prensa, que su retiro de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), ocurrió para evitar que se pensara que beneficiaría a integrantes de su familia que están procesados por varios delitos, entre ellos por defraudación aduanera y corrupción.

El hijo, Otto Fernando Molina Stallin;  sobrino, Roberto Stalling Sierra y cuñada, Marta Sierra de Stalling, son señalados por la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (Cicig), en los casos más emblemáticos revelados este año, conocidos como La Línea, Igss- Pisa y Bufete de la Impunidad.

Cuando la magistrada solicitó el permiso para ausentarse, era presidenta de la Cámara Penal de la CSJ, este lunes aseguró que es una decisión del pleno de magistrados si continúa en el cargo.

Stalling también anunció que pedirá al pleno inhibirse de cualquier caso que llegue a la cámara penal en donde se involucre a cualquiera de sus familiares.

Antecedentes

Molina Stalling está en prisión preventiva por supuestamente participar en un fraude para la adjudicación del contrato entre el Instituto Guatemalteco de Seguridad Social y la Droguería Pisa,  por más de Q116 millones para la prestación de servicios de diálisis peritoneal.

Por su parte, Stalling Sierra es  señalado por el Ministerio Público y la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (Cicig), de asociación ilícita y cohecho activo y se le vincula con el denominado Bufete de la Impunidad, un grupo de abogados que ofrecía sus servicios y conexiones con altos funcionarios a cambio de dinero.

Marta Sierra de Stalling tiene un proceso de antejuicio en su contra por supuestamente haber recibido soborno para dejar en libertad a los cabecillas de la estructura de defraudación aduanera denominada La Línea.