Justicia

Pandillero detenido admite asesinato de comunicadora

Jhony Alexarder Pérez Lemus, de 19 años, detenido por la muerte de Ana Leonor Guerra Olmedo,  comunicadora del Hospital General San Juan de Dios, dijo ser el autor del crimen.

Por Andrea Orozco y José Manuel Patzán

Jhonny Alexarder Reyes Lemus, de 19 años, fue capturado señalado de ser el presunto responsable de la muerte de Ana Leonor Guerra Olmedo. (Foto Prensa Libre: Cortesía)
Jhonny Alexarder Reyes Lemus, de 19 años, fue capturado señalado de ser el presunto responsable de la muerte de Ana Leonor Guerra Olmedo. (Foto Prensa Libre: Cortesía)

Al llegar a la Torre de Tribunales, Pérez Lemus reconoció ante periodistas que la mató: "Se lo merecía porque pasaba los nortes" -a una pandilla rival sobre el traslado de reos al hospital-.

El capturado detenido en la 15 calle y 16 avenida, en la colonia Cipresales, zona 6, según la Policía Nacional Civil (PNC).

La investigación lo señala como integrante de la clica Hollywood Gánster, de la pandilla del Barrio 18.

La captura se logró, según las autoridades, gracias a las imágenes de 14 cámaras de seguridad instaladas en varios puntos, incluido el lugar donde ocurrió el crimen y que ubican al sospechoso en su ruta de escape.

La PNC también logró el sábado último la recuperación del arma con la que supuestamente se cometió el crimen, la cual habría sido lanzada por el sicario a un drenaje.

El ataque contra Guerra Olmedo ocurrió el viernes pasado, cuando la comunicadora salió del hospital al terminar su

jornada laboral, mientras caminaba sobre la 9a. calle y Avenida Elena de la zona 1.





La muerte de Guerra Olmedo incrementó la preocupación por la seguridad del hospital y su personal, en el marco de los atentados que han ocurrido a causa del traslado de reos para atención médica.

Las autoridades de Gobernación aseguran que en pocos días quedarán habilitadas dos clínicas en Preventivo y Fraijanes, para que los reos no sean trasladados a los centros, y Salud asumió la postura de solo atender reos con orden de juez.

El propio hospital propone que el Estado instaure un sistema de salud dentro de Presidios que garantice la salud de la población reclusa y reducir al máximo los traslados a los centros de referencia.