Justicia

Colaborador eficaz afirma sentirse intimidado por Alejandro Sinibaldi

Dos colaboradores eficaces tiene el Ministerio Público (MP) en el caso Construcción y Corrupción, que señala la posibilidad de que el exministro de Comunicaciones Alejandro Sinibaldi haya formado una red que exigía sobornos y lavaba dinero. Uno de los testigos relató cómo ayudó al exfuncionario a crear y operar una empresa de cartón.

Por Roni Pocón y Jerson Ramos

Ministerio Público reveló dos colaboradores eficaces en caso Construcción y Corrupción. (Foto Prensa: Álvaro Interiano)
Ministerio Público reveló dos colaboradores eficaces en caso Construcción y Corrupción. (Foto Prensa: Álvaro Interiano)

La jornada comenzó con el audio de la declaración de Jesús María Ordóñez Jop, quien afirmó que conocía de toda la vida a los hermanos Sinibaldi Aparicio porque estudiaron muchos años en el Liceo Javier.

Ordóñez Jop trabajó para la familia Sinibaldi en el 2003, como gerente de operaciones de la empresa Arqco.

Después de algunos años, el colaborador intentó independizarse de los Sinibaldi y formó una empresa, pero estos manifestaron interés por asociarse.

En el 2012, Rodrigo Sinibaldi Aparicio, hermano del exministro, llamó a Ordóñez Jop a su oficina y le dijo que crearían una constructora.

La intención era darle el puesto de gerente general y representante legal de la entidad, por su experiencia en el área de la construcción y los negocios.

Ordóñez Jop no estuvo interesado al principio, pero posteriormente lo convencieron, ya que ganaría Q10 mil mensuales, aunque debía entregar factura por sus servicios. “Al principio no desconfié. Ellos —los Sinibaldi— siempre tuvieron dinero. Tenían yate, avioneta...”, aseveró.

Así empezó a trabajar en  Constructora Benelli. Su jefe era el exministro, pero también respondía a  Anelisse Herrera y a Juan Arturo Jegerlenher.

Comenzó a dudar cuando la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT) le pidió que  remitiera un informe   detallado sobre  la planilla de la empresa, por lo que le informó a Herrera y a Jegerlenher, quienes le indicaron que recibiera la notificación.

Juzgado de Mayor Riesgo D escucha el testimonio de colaboradores eficaces a través de audios. (Foto Prensa Libre: Álvaro Interiano)
Juzgado de Mayor Riesgo D escucha el testimonio de colaboradores eficaces a través de audios. (Foto Prensa Libre: Álvaro Interiano)

Esa situación hizo que Ordóñez Jop comenzara a dudar de las actividades de la empresa. “Nunca vi planillas, contrataciones de personal, gastos por compra de gasolina”, refirió.

Lo que terminó de convencerlo sobre  las  acciones ilegales cometidas por  la empresa fue cuando se le indicó que debía ir al Ministerio de Comunicaciones y precalificarla, para que fuera contratista del Estado. Para ese entonces Sinibaldi ya era ministro. “Temía que la empresa se volviera contratista del Estado”, contó el colaborador.

Percibe Amenaza

Ordóñez Jop había presentado su renuncia a la constructora, pero no le fue aceptada, y un tiempo después se le aconsejó que saliera de vacaciones al extranjero.

Aseguró que Álvaro Sinibaldi Aparicio, también hermano del exfuncionario, le dijo que saliera porque las autoridades podían capturarlo. Se reunieron en El Salvador y allí le informó que en Guatemala había una cacería de brujas. Por medio de mensajes de texto de la aplicación Telegram dialogó con Alejandro Sinibaldi. Este también le aconsejó que tomara vacaciones.

Posteriormente le recordó lo que ocurría con los sapos, en referencia a una serie de televisión.

“Siento que fue una amenaza. A los sapos, en la novela El cartel de los sapos, los mataban”, recuerda. Así salió de Guatemala y por un tiempo se escondió durante casi un año, hasta que se cansó.

Financiamiento

El otro audio que se reprodujo fue el de Julio Carlos Porras Zadik, gerente de operaciones de Claro para Centroamérica, quien relató cómo la entidad que representaba financió de manera ilícita al Partido Patriota en las elecciones del 2011.

En estas declaraciones se basó el MP cuando desveló el caso Construcción y Corrupción.

Ambos testimonios quedaron grabados el 28 de junio último, dos semanas antes de que se destapara el mencionado caso.