Justicia

Caso La Línea | Juez liga a proceso a importadores

El juez Miguel Ángel Gálvez decidió ligar a proceso penal a 20 empresarios que habrían utilizado la estructura denominada La Línea para defraudar al Estado. Además, indicó que alias Eco declarará como colaborador eficaz.

Por Joel Suncar y Sara Melini

Miguel Ángel Gálvez evalúa los indicios presentados por el Ministerio Público. (Foto Prensa Libre: Edwin Bercián)
Miguel Ángel Gálvez evalúa los indicios presentados por el Ministerio Público. (Foto Prensa Libre: Edwin Bercián)

Durante el quinto día de la audiencia de primera declaración de los 20 importadores presuntamente implicados en el caso de defraudación aduanera conocido como La Línea, el juez Miguel Ángel Gálvez afirmó que Salvador González, alias Eco, declarará como testigo eficaz en el caso.

Gálvez, encargado del Juzgado de Mayor Riesgo B, ligó a proceso penal por dos delitos a los empresarios que según el Ministerio Público (MP) utilizaron dicha red para defraudar al Estado.

Este viernes por la tarde el juzgador analizó los indicios presentados por los fiscales del MP. "Por las conversaciones, se presume que las bolsas que trasladan los implicados llevaban dinero", expresó.

Más adelante Gálvez afirmó que alias Eco, quien el 29 de septiembre aseguró que él recibía el dinero en efectivo producto de los sobornos, declarará en el caso como colaborador eficaz.

En el primer día de la audiencia el MP presentó escuchas telefónicas en las cuales se escucha a los implicados hablando claramente de los cobros y pagos en relación a los contenedores que debían pasar por la aduana.

Piden copia

Durante la segunda jornada, el proceso se hizo más lento pues la defensa de algunos importadores solicitó tener acceso a una copia de las imputaciones de sus defendidos de manera física y no digital.

El miércoles durante el tercer día de audiencia, el MP imputó los delitos de cohecho activo y caso especial de defraudación aduanera a los empresarios.

Mientras se alternaban audios de llamadas telefónicas realizadas durante la investigación se escuchó a algunos de los importadores extranjeros, ahora con asistencia de traductores, hablando claramente español.