Justicia

Caso La Línea: Defensa de Otto Pérez Molina pide desestimar testimonios y pruebas

Con la presentación de pruebas de descargo del expresidente Otto Pérez Molina, se pondrá fin a la etapa intermedia del caso La Línea, posterior a eso, se conocerá si los procesados enfrentarán juicio por los delitos que se les acusa.

Por Roni Pocón y Javier Lainfiesta

César Calderón, abogado defensor de Otto Pérez Molina, pidió al juez que archive el caso contra su defendido. (Foto Prensa Libre: Carlos Hernández)
César Calderón, abogado defensor de Otto Pérez Molina, pidió al juez que archive el caso contra su defendido. (Foto Prensa Libre: Carlos Hernández)

César Calderón, abogado defensor de Otto Pérez Molina, dijo que el caso La Línea no fue tan grande como se quiso hacer ver, y lo calificó como un “aprovechamiento político”.

“Por lo menos en cuatro oportunidades he oído que usted dice: `Es que no valoro prueba’ y tiene razón señor juez, los abogados aquí lo sabemos y los procesados como ya tienen tiempo de estar en la cárcel ya son todos abogados también, aunque no tengan al título, y todos saben que usted no puede valorar prueba”, enfatizó Calderón. 

“Solo se necesita saber el derecho para no darle ninguna credibilidad a esas actas, porque todas fueron adquiridas de manera ilícita, de manera irregular. Usted no necesita valorar las pruebas, lo único que necesita es conocer la Ley contra el Crimen Organizado”, aseveró Calderón.

El defensor pidió al juez Miguel Ángel Gálvez que ordene que se archive el caso para su defendido, aduciendo que no hubo legitimidad en la obtención de los 206 medios de prueba, presentados contra el exmandatario.





El abogado de Pérez Molina dijo a Gálvez que “no hay forma de probar” que hubo defraudación aduanera y solicitó que se desestime los testimonios presentados porque “están hablando pajas”.

“Nunca hubo línea directa con el presidente. Decían que van a hablar con el presidente, que iban a Casa Presidencial, pero ¿por qué nunca se escucha la voz del presidente?”, argumentó Calderón al juez Gálvez, y tambièn dijo que a Pérez Molina no le afecta ninguna escucha.

"¿Cómo pudo permitir el paso de contenedores y hacer los cobros de ajustes?, ¿cómo pudo tener control sobre una actividad tan lejana a su mandato como presidente? Hay que poner fin a esas mentiras", argumentó ante el juez. 

"Escribieron -el MP y la Cicig-  poemas en la acusación”, dice defensa de Pérez Molina, criticando la investigación en el caso. 

El abogado dijo al juez que el MP debió hacer un caso llamado “la Colocha”, refiriéndose al cobro de sobornos para agilizar los trámites en las aduanas, y no uno sobre la defraudación aduanera. 

"Usted señor juez no tiene la culpa de que este caso se caiga, es culpa del Ministerio Público, por creerse las mentiras de la Cicig", expuso Calderón. El defensor también presentó un recurso de excepción por falta de acción de la Cicig como querellante.