Justicia

Caso Molina Theissen | Benedicto Lucas: El objetivo político soy yo

El juicio contra Benedicto Lucas y otros militares retirados continuó este lunes, para esclarecer la desaparición del adolescente Marco Antonio Molina Theisen en la década de los 80.

Por Roni Pocón y Manuel Hernández Mayén

Benedicto Lucas García presentó su declaración en el juicio por la desaparición del menor Marco Antonio Molina Theissen. (Foto Prensa Libre: Paulo Raquec)
Benedicto Lucas García presentó su declaración en el juicio por la desaparición del menor Marco Antonio Molina Theissen. (Foto Prensa Libre: Paulo Raquec)

“Solo los del Ministerio Público son mis enemigos, porque no tengo enemigos”, fue una de las frases expresadas por  Lucas García, exjefe del Estado Mayor del Ejército.

“Soy, como varón, como soldado, como hombre, yo combatí la guerrilla, pero frente a frente. Yo no tengo nada que ver en esto”, dijo Lucas García. 

El militar retirado brindó su declaración ante el Tribunal de Sentencia de Mayor Riesgo C.

Lucas García entregó dos libros sobre su vida al Tribunal. "Se le van a rodar las lágrimas si los lee. Yo soy anciano, pero para otras cosas me siento de 15 años", señaló.

"Había guerrilla y había que afrontarla. En el 1981 ya no era guerrilla, era destrucción de obras, terrorismo. Una orden se acata cuando es justa", aseveró el militar retirado.

En su declaración también dijo que nunca giró órdenes a sus subalternos para que violaran los derechos de nadie.

Dijo que ya es una persona de avanzada edad y que no espera más de dos o tres años de vida más. “El objetivo político soy yo”, enfatizó.

Lea además: Los hechos que vincularon a Benedicto Lucas en el caso Molina Theissen





Desaparición

Manuel Benedicto Lucas García es hermano del fallecido expresidente Fernando Romeo Lucas García y está sindicado por el MP de la desaparición de Molina Tehisen hace 36 años.

Marco Antonio tenía 14 años la última vez que fue visto. Según el testimonio de la familia, fue el 6 de octubre de 1981 cuando hombres armados entraron a la casa donde vivían, en la colonia La Florida, zona 19.

Lea también: Los otros militares sindicados en el caso de desaparición forzada

La desaparición de Marco Antonio ocurrió un día después que su hermana, Emma Molina Theisen, lograra escapar de una base militar donde estuvo retenida por nueve días, sufriendo torturas y abusos sexuales.

Emma era activista y supuestamente calificada por el gobierno de Lucas García como subversiva. Según declaraciones dadas a la BBC, la persecución contra ella era con el fin de que brindara información sobre otros miembros del Partido Guatemalteco de Trabajo, un movimiento visto como comunista.

Pese a los múltiples esfuerzos, los Molina Theissen nunca supieron el paradero del integrante más joven de la familia.

El militar retirado dijo que nunca giró órdenes para que se cometieran los hechos que le sindican. (Foto Prensa Libre: Paulo Raquec)
El militar retirado dijo que nunca giró órdenes para que se cometieran los hechos que le sindican. (Foto Prensa Libre: Paulo Raquec)

Contenido relacionado: