Justicia

Juez  y exjefe de la SAT enfrentarán a la justicia

El Juzgado Quinto Penal ligó ayer a proceso al exsuperintendente de Administración Tributaria,  Carlos Muñoz,  y al juez José Luis Patán, por  posibles vínculos con la investigación del caso Redes.

Por Jerson Ramos

Carlos Muñoz y José Luis Patán quedaron ligados a proceso en el caso Redes. (Foto Prensa Libre: Paulo Raquec)
Carlos Muñoz y José Luis Patán quedaron ligados a proceso en el caso Redes. (Foto Prensa Libre: Paulo Raquec)

El Ministerio Público y la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala buscan determinar la existencia y operaciones ilícitas de una red de funcionarios, trabajadores públicos y personas particulares en las aduanas, la cual habría concedido beneficios fiscales a empresas.

La jueza Judith Secaida decidió que la Fiscalía debe investigar a Muñoz por asociación ilícita, tráfico de influencias, cohecho activo y cohecho pasivo. Además, es considerado el segundo al mando de la mencionada estructura.

Patán será procesado por cohecho pasivo, por supuestamente haber desestimado una denuncia en contra de Muñoz, por hechos de corrupción, y a cambio habría recibido dos plazas   en la SAT, las cuales entregó a dos personas allegadas a él.

Secaida determinó que ambos permanecerán en libertad condicional, aunque Muñoz se encuentra preso por el caso La Línea.





El caso Redes, es una investigación donde se involucra a ministros de Estado, el exsecretario general de la Presidencia y yerno de Otto Pérez Molina, Gustavo Martínez, entre otras personas que se habrían asociado para ejercer presión a favor de intereses privados.

El centro de la red, según la Cicig, habría sido César Augusto Medina Farfán, quien habría intervenido a favor de Muñoz para que se desestimara un proceso penal de estafa propia, abuso de autoridad, peculado, concusión y fraude.

El MP presentó una docena de escuchas telefónicas entre Muñoz y Medina Farfán, en las cuales constan las acciones ilícitas de una estructura que habría funcionado entre marzo de 2014 y marzo de 2015.

Según la Cicig: “Muñoz contacta a Medina, y éste le ayuda a resolver su situación jurídica a través de la abogada Sandra Elizabeth Vargas Aldana, quien tiene contacto con el juez José Luis Patán, quien a su vez solicita dos puestos en la SAT para sus cuñados desempleados a cambio de desestimar el caso”.

Muñoz es sindicado de asociación ilícita, tráfico de influencias, cohecho pasivo y cohecho activo.