Justicia

Cierran ventas de hot dogs por extorsiones 

El icónico lugar ubicado a inmediaciones del Liceo Guatemala y la Cámara de Industria en zona 4, conocido por las ventas de emparedados conocidos popularmente como “shucos”, y los comerciantes que ofrecían lo panes con salchichas y otras especialidades, ha quedado vacío por las extorsiones.

Por Edwin Pitán

Las ventas de panes conocidas como "del Liceo" permanecen cerradas este jueves. (Foto Prensa Libre: Edwin Bercián)
Las ventas de panes conocidas como "del Liceo" permanecen cerradas este jueves. (Foto Prensa Libre: Edwin Bercián)

Luego de un recorrido efectuado por Prensa Libre en el lugar, se constató que más de 15 locales fueron cerrados esta semana. Los propietarios no dieron mayores explicaciones de esa decisión. Sin embargo, se conoció que los dueños de los comercios clausuraron las ventas por ser víctimas de extorsiones.

Ataque

Esta hipótesis se refuerza con el ataque armado ocurrido en ese sector el viernes pasado, cuando en la vía 4, fueron baleados, Miguel Canrey de 18 años , y César Lastor de 38, vendedores de shucos.

Los clientes que frecuentan ir a degustar de “los shucos del Liceo”, han tenido que retornar con la sorpresa del cierre de las ventas y la ausencia de los jóvenes que invitan a los peatones y automovilistas a disfrutar de un emparedado.

Un vecino del lugar que pos seguridad omitió su nombre, manifestó: “desconozco en realidad qué pasó, pero aquí todos dicen que fue por las extorsiones;  y quizá por problemas de un reciente ataque armado”.





Historia

En la sección de Cultura de la página web de la municipalidad de la Ciudad de Guatemala, la doctora en Letras Frieda Liliana Morales Barco, escribió una reseña histórica del lugar: “Esta tradición comenzó con Francisco Ramos, quien instaló una carretilla de hot dogs ejecutivos a la que bautizó con su apodo, El Chino, a la entrada de la iglesia Yurrita, porque la mayoría de sus clientes eran hombres de traje y corbata que trabajaban en el sector”.

Más adelante escribió: “Los clientes fueron quienes le dieron el nombre a este negocio, pues reemplazaron la voz inglesa, hot-dogs o por “shucos”. Y así fue como evolucionó su nombre, también la forma de preparación e ingredientes ha cambiado a lo largo de los años y de acuerdo con el gusto del cliente”.