Justicia

Cierran ventas por extorsión en mercado de Jocotales

Pasó de ser un mercado vibrante, surtido y festivo a una sucesión de locales cerrados: la actividad en el mercado de Jocotales, Chinautla se apaga por las extorsiones.

Por Manuel Hernández

Varios locales comerciales están cerrados con candado, debido a la violencia(Foto Prensa Libre: Érick Ávila)
Varios locales comerciales están cerrados con candado, debido a la violencia(Foto Prensa Libre: Érick Ávila)

El temor a ser asesinados por pandilleros al no poder  las exacciones —debido a las escasa ventas—, ha llevado a varios   locatarios a cerrar durante varios días sus negocios y  a  otros,  a cerrarlos  definitivamente.

Algunos comerciantes comenzaron ayer una nueva jornada, con seguridad privada, y otros lo hicieron incluso con dos agentes, a pesar de que hubo patrullaje de la Policía Nacional Civil, a quien la comunidad no dejan de ver con cierta suspicacia, sobre todo a los agentes de la cercana subestación, según dicen.

Los vendedores aseguran que son extorsionados  hasta por cuatro grupos. A unos  les exigen Q400 semanales, además del mal llamado “bono 14”. Si un pandillero cae preso les piden más dinero, para pagar  abogado.

En las últimas dos semanas,  ataques armados han causado la muerte de cinco personas  y dos más han sufrido heridas.





Locatarios del mercado refirieron  que los pandilleros exigieron un nuevo censo para clasificar   los puestos de ventas —pollerías, carnicerías, etc.—, y así  determinar el monto a pagar, todo en total impunidad.  

Los compradores, en su mayoría mujeres, señalan que  también tienen miedo de ser atacados por los mareros.

En medio de esa zozobra, ayer  por la tarde fue inhumado Pedro Tzoy, de 62 años, quien el martes último murió baleado  en el negocio de golosinas que atendía.

Buscan a Dios

Para darles fuerza espiritual a los vendedores, un grupo de personas se organizó y efectuó ayer un servicio religioso.

La PNC reportó de manera preliminar, ayer por la tarde, que había capturado a cuatro  supuestas responsables de los sucesos de violencia ocurridos en ese lugar. Los vecinos ya han escuchado esa historia antes.



Policías  privados dan seguridad a algunos comercios, para evitar  extorsiones. (Foto Prensa Libre: Érick Ávila)
Policías privados dan seguridad a algunos comercios, para evitar extorsiones. (Foto Prensa Libre: Érick Ávila)