Justicia

Construyen cárcel modelo en Fraijanes

Proyecto en el Centro de Orientación Femenina, en Fraijanes, incluye gimnasio para bebés y centro de lactancia.

Por Claudia Palma

No se llamarán celdas, sino habitaciones, y tendrán una cama cómoda, una cuna y un cambiador para bebés. Eso es parte de la nueva área para madres con recién nacidos que se construye en el Centro de Orientación Femenina (COF), en Fraijanes, y que estará lista en diciembre.

El recinto tendrá dos niveles y albergará a 40 madres. En el primer nivel habrá una cocina, una sala de estar, clínica pediátrica, comedor, lavandería, duchas para niños,  un gimnasio para bebés y una sala para lactancia. En la segunda planta estarán los dormitorios.

Las habitaciones tendrán conexiones eléctricas para  agua caliente y  preparar  pachas, y las luces no se apagarán a las 18 horas como en otras cárceles, detalló Rolando López Morán, administrador del Programa de Apoyo a la Seguridad y Justicia de la Unión Europea (Sejust).

Como toda prisión, contará con medidas especiales de seguridad.

Pequeños reos

El mayor de los cinco hijos de una madre tiene siete años. Ella está condenada por asesinato y su primogénito cumplió  junto a ella parte de la condena  hasta que a los cuatro años —la edad límite permitida para que un niño permanezca en el penal— fue entregado a familiares cercanos.

“El Sistema Penitenciario no considera a los niños como población, no hay alimentación ni raciones para ellos y comen de lo que sus mamás les dan, explica Virginia Garnica, gestora del Sejust.

Las madres intentan hacer papillas para alimentar a sus bebés con las raciones que reciben, agregó.

No se permite el ingreso de incaparina o leche porque se teme el ingreso de ilícitos.





Guarderías

López Morán explica que la comuna capitalina está anuente a que los pequeños que crecen en los penales asistan a las guarderías ediles, pero ha habido oposición del Sistema Penitenciario.

El ministro de Gobernación, Francisco Rivas, afirmó que “debe prevalecer el principio de interés superior del niño”, aunque aún no hay acuerdo.  Carlos Sandoval, vocero edil, no respondió.