Justicia

Coronados dejan mortales huellas

A diferencia de otras pandillas, la célula Salvatrucha los Coronados Locos, además de extorsiones, se dedicaban al sicariato.

Por Glenda Sánchez

La estructura criminal operaba en la zona 4 de Villa Nueva y el Ministerio Público le atribuye 24 asesinatos directos y unos 72 por relación de armas. También reclutaban menores para cometer los crímenes.

Uno de sus principales métodos era torturar y estrangular a sus víctimas, algo común en los grupos del crimen organizado y no en las maras.

Entre sus prioridades estaba reclutar a adolescentes para cometer los crímenes a cambio de no menos de Q50, una tarjeta de teléfono de Q10 o por porciones de alimentos, aseguró la Fiscalía de Delicos contra la Vida del Ministerio Público (MP).

Hace unos 15 días, autoridades capturaron en el referido municipio a nueve integrantes de ese grupo delictivo, lo que suma, desde que se inició la investigación en el 2014, 27 aprehendidos, entre ellos seis adolescentes.

La fiscalía informó que en mayo del año pasado, dos mujeres aparecieron asesinadas con las manos y pies atados, lo que fue la base para investigar.

Apoyo

En las pesquisas se detectó que el grupo recibía apoyo de otras clicas de la Mara Salvatrucha y que, además, sus actividades incluían el cobro de extorsión a negocios y resguardar el territorio.

"Cualquier persona que ellos no identificaran como del lugar era asesinada", declaró la Fiscalía.

Entre las peculiaridades del grupo estaba que obligaban al inspector de transporte público a recaudar el dinero de la exacción y entregarlo.

Su objetivo era evitar los asaltos en el sector, para que las autoridades no llegaran al área. Entre sus sicarios se encotraban unos seis menores de edad, a quienes se les atribuyen varias muertes.

"Los adolescentes, a cambio de los crímenes, pedían tarjetas para teléfono, comida o pagos de Q50 y a veces Q300", informó el MP.





Rivalidad

"Se presume que las dos mujeres asesinadas en mayo del año pasado fueron víctimas de ese grupo porque eran miembros de la mara rival", se indicó.

Así como ellas, unas 22 personas fueron muertas, y se presume que por las armas que se les incautaron habrían cometido unos 72 crímenes más, que están en investigación.

Cuando los integrantes se dieron cuenta de que los investigaban, mataron a balazos a una pareja para desviar la atención.

Entre las armas que se les incautó hay dos granadas, seis fusiles, unas 18 pistolas, cinco revólveres y varias ametralladoras. Además se les encontraron chalecos blindados con logo de la PNC.