Justicia

Cuatrocientos quetzales le costarán seis años de su vida

Lo que hubiera podido comprar con trabajar 43 horas ganando el salario mínimo —Q9.36, por hora en maquilas— le costará seis años de cárcel a Jaime Moisés López Cerna, de 18 años. La razón: asaltar a un transeúnte.

Por Carlos Álvarez y Glenda Sánchez

Por robar un celular un hombre fue condenado a seis años de cárcel —imagen ilustrativa—. (Foto Prensa Libre: Carlos Álvarez)
Por robar un celular un hombre fue condenado a seis años de cárcel —imagen ilustrativa—. (Foto Prensa Libre: Carlos Álvarez)

El jueves pasado el Tribunal Sexto de Sentencia Penal condenó a López Cerna a seis años de prisión inconmutable por haber robado un celular valorado en Q400 a una persona en la vía pública en el 2015.

Durante el juicio el Ministerio Público (MP) detalló que la tarde del 3 de junio de 2015, López Cerna y otra persona que no fue capturada caminaban en la 0 avenida y 1a. calle de la zona 11 capitalina.

En ese momento observaron a una persona que hablaba por celular mientras esperaba el  bus, por lo que se acercaron, lo amenazaron con una pistola y forcejearon con ella hasta quitarle el aparato.

La Fiscalía indicó al tribunal que el atraco fue visto por varios transeúntes quienes dieron aviso a la Policía Nacional Civil (PNC). Varios agentes llegaron al lugar y luego de reducir al orden a López Cerna le incautaron el celular color negro que acababa de robar.

El cómplice logró escapar de los policías y se llevó la pistola con la que amenazaron de muerte al agraviado. Estos hechos hicieron que el tribunal dictara la condena por “el delito de robo de equipo de terminal móvil”.

Paradójicamente, menos de un año después de haber pasado el hecho, el valor del celular que López Cerna robó se ha devaluado y ahora podría ser comprado por Q100.

Con este nuevo precio y al hacer el cálculo, figurativamente se podría decir que cada año que el condenado pasará en prisión lo pudo haber evitado por tan solo Q16.66; es decir, haber trabajado menos de dos horas con el salario mínimo.

Casos similares

Esta no es la primera vez que ocurre un caso de esta naturaleza e incluso los tribunales han impuesto penas más severas.

Como el ocurrido el pasado 19 de enero, cuando la Fiscalía Metropolitana, con base a 18 elementos de prueba, obtuvo una condena de 12 años de cárcel contra Darwin Javier Huezo Domínguez, por los delitos de robo de equipo de terminal móvil y posesión para el consumo.

El condenado cometió un atraco el 12 de junio de 2015 en la 30 avenida y Anillo Periférico de la zona 11 capitalina, donde robó dos celulares a dos personas y minutos después de haberlo hecho fue detenido.

El 2 de octubre de 2015, la misma fiscalía logró una sentencia condenatoria en contra de Áxel Moisés Becly López, quien recibió una pena de 11 años por los delitos de robo de equipo de terminal móvil y por adquisición de equipos terminales móviles de dudosa procedencia.

En septiembre del año pasado el Ministerio Público también logró dos condenas de seis años de prisión en contra de Agner Elezer Escoto Juárez de nacionalidad nicaragüense y Edy Lizandro García González.

En ambos casos los condenados robaron celulares amenazando a sus víctimas. El primero cometió el delito en la zona 9, mientras que el segundo lo realizó en la zona 1l.