Justicia

Culpan a PNC por aumento de crímenes en Jalapa

El Consejo Comunitario de Desarrollo (Cocode) Región 20 atribuye a los mandos policiales de Jalapa el incremento de la incidencia criminal, en tanto comerciantes y agentes de la Policía Nacional Civil (PNC) del lugar señalan al subcomisario Marvin René López Tobar, jefe de Operaciones de la Comisaría 22 de esa área, de cometer irregularidades y abusos.

Por Byron Rolando Vásquez

Archivado en:

Jalapa PNC Violencia
En primer trimestre del 2016 subió incidencia criminal. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
En primer trimestre del 2016 subió incidencia criminal. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Lo anterior consta en una carta enviada al director de la PNC, Nery Ramos, en la que se le solicita una reunión “urgente” en la que estén presentes el viceministro de Seguridad, Ricardo Guzmán, y el  subdirector de Investigación Criminal, Stu Velasco.

El documento fue recibido en la  Secretaría Específica de la Dirección  General de la PNC el 5 de abril pasado, a las 15.05 horas.

Exige dinero

Propietarios de negocios señalan a López Tobar de presuntos cobros a cambio de no cerrar sus comercios.

Citan, por ejemplo, que una discoteca tiene que pagar Q1 mil semanales, y la misma cantidad se exige a quienes preparan licor clandestino.

Además, a  los negocios en los que funcionan  máquinas traganíqueles supuestamente les pide hasta Q3 mil por semana.

Abuso de poder

Los señalamientos contra López Tobar también provienen de los mismos agentes, quienes lo sindican de abuso de poder al haber trasladado a personal que no responde a sus intereses. También le atribuyen  acoso contra mujeres policías.

Otro señalamiento es que  Blanca Ruano, esposa del subcomisario Juan Carlos Galeano Luna, encargado de personal de esa sede policial, ha llegado a la comisaría a ordenar  cambios de agentes  en nombre del director general de la PNC, con el argumento de que ella  es pariente de ese funcionario.

Prensa Libre tuvo acceso a una fotografía en la que Ruano aparece junto a Ramos.

Por buen trabajo

López Tobar afirmó que la incidencia criminal ha bajado y que las quejas de los comerciantes obedecen a que ellos trabajan en combatir la delincuencia y cerrar  negocios que  funcionan al margen de la Ley.

Al responder sobre los señalamientos de los comerciantes, sonrió y expresó: “Aplicamos la ley seca aquí. Lo que pasa es que desde que llegamos, empezamos a trabajar en Jalapa, y obviamente se trata de personas a las que no les gusta que apliquemos la ley seca”.

En relación con las quejas de agentes, dijo:  “Hay gente que estaba acomodada, y desde que llegamos al departamento —Jalapa— hemos hecho algunos cambios”. Acerca de  Ruano, manifestó desconocerla.

El 16 de mayo último se consultó al director de la PNC, quien   indicó que no estaba enterado de la carta; y después de mencionarle la fecha y hora de recepción, expresó que estaba en una reunión y que no podía contestar.

Ayer se intentó de nuevo contactarlo, pero su teléfono celular parecía estar apagado y se le escribió vía Whatsapp, pero no contestó el mensaje.

Índices violentos

En primer trimestre del 2016 subió  incidencia criminal.

Las lesiones  pasaron de 21 en el  2015 a 30 en el 2016 —primer trimestre de cada año—.

El hurto y robo de motos pasó de tres el año pasado a 24 en el 2016.   

Violencia intrafamiliar  pasó de nueve casos en el 2015 a 11 este año.

Hurto y robo de armas subió de cuatro el año pasado a ocho en el 2016.

Hurto y robo   de peatones pasó de seis en el 2015 a ocho este año.

Hurto y robo de vehículos subió de cuatro  el año pasado a siete en el 2016.

Los homicidios bajaron de 39 en el  2015 a 30 este año.