Justicia

Erwin Sperisen es condenado en Suiza por muerte de diez reos

Erwin Sperisen, exdirector de la Policía Nacional Civil de Guatemala (PNC), purgará una cadena perpetua por la ejecución extrajudicial de diez reos, según resolvió un tribunal de segunda instancia de la ciudad suiza de Ginebra.

Por agencia EFE/Ginebra

Archivado en:

Caso Pavón Erwin Sperisen
Dibujo del debate contra Erwin Sperisen en Suiza.
Dibujo del debate contra Erwin Sperisen en Suiza.

El juicio tanto en primera como en segunda instancia de Sperisen en Suiza responde al hecho de que la legislación helvética no prevé la extradición de sus ciudadanos, pero reconoce a sus tribunales la competencia para juzgar crímenes cometidos por éstos en otros países.

Los jueces que formaron el tribunal de segunda instancia consideraron que quedó probada la responsabilidad de Sperisen en la ejecución sumaria de siete reos de la prisión de Pavón en 2006.

En seis casos, el tribunal consideró que Sperisen es corresponsable de las muertes de los reos, que fueron ejecutados sumariamente, siendo posteriormente modificada la escena del crimen para mostrar unos enfrentamientos que nunca ocurrieron.

En un séptimo caso, la Corte consideró que el expolicía fue autor directo de la muerte del detenido.

El Tribunal de primera instancia también juzgó la presunta implicación del exjefe policial en el asesinato de otros tres reos tras escapar del centro penitenciario El Infiernito  en 2005 y absolvió a Sperisen por falta de pruebas.

Hoy, sin embargo, los jueces de segunda instancia declararon a Sperisen culpable de los asesinatos de esos tres reos evadidos de El Infiernito.

El tribunal ha seguido exactamente el razonamiento, la apelación -en los casos de El Infiernito- y la pena demandada por el procurador Yves Bertossa.

La defensa de Sperisen intentó infructuosamente en reiteradas ocasiones que Bertossa fuese retirado del caso alegando los lazos del fiscal con la organización de derechos humanos TRIAL.

TRIAL, que durante años intentó que la Justicia helvética procesara a Sperisen, expresó hoy su satisfacción por el veredicto.





“El veredicto en el caso Sperisen constituye un gran reconocimiento al trabajo de la CICIG contra la impunidad en Guatemala” , afirmó en su cuenta de Twitter Philip Grant, director de TRIAL.

Sperisen es uno de los tres antiguos altos cargos cuya captura internacional pidió un tribunal guatemalteco tras ser acusados por la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala  (CICIG) de integrar una estructura criminal dedicada a las ejecuciones extrajudiciales de prisioneros.

Tras el asesinato de parlamentarios salvadoreños por parte de las fuerzas de seguridad de Guatemala en 2007, Sperisen renunció al cargo y, hasta que fue detenido en 2012, se instaló en Ginebra, en la residencia de su padre, embajador de Guatemala ante la Organización Mundial del Comercio  (OMS).

En su defensa, el exfuncionario policial dijo un día después a los jueces. “Puedo decirles, mirándolos a los ojos, yo no maté a Tiniguar (José Abraham, uno de los reos muertos), ni a ningún otro detenido. No di órdenes de ejecutar a nadie. Tampoco participé en la planificación. Esa es la verdad, poco importa si no me creen”.