Justicia

¿Es el usufructo de Puerto Quetzal el mayor caso de corrupción en la administración de Pérez y Baldetti? 

El usufructo por unos US$30 millones (cerca de Q240 millones) sería hasta el momento el botín más alto de los tres casos de corrupción que se les señala al exbinomio presidencial de Otto Pérez Molina y Roxana Baldetti.  

Por Gabriela López

Panorámica de la Terminal de Contenedores Quetzal. (Foto Prensa Libre: Tomada de TCQ.com)
Panorámica de la Terminal de Contenedores Quetzal. (Foto Prensa Libre: Tomada de TCQ.com)

El 15 de abril último salió a la luz un nuevo caso de corrupción en el país; está vez en la Empresa Portuaria Quetzal y el usufructo de la Terminal de Contenedores Quetzal (TCQ), en la que figuran los ex mandatarios, entre otros altos funcionarios.

El Ministerio Público (MP), con apoyo de la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (Cicig), capturó a nueve personas implicadas en este caso, además giró órdenes internacionales de captura en contra de otras cinco personas.





Para abordar este tema fueron invitados al programa Diálogo Libre, la diputada Nineth Montenegro de la bancada Encuentro por Guatemala y Manfredo Marroquín, director de Acción Ciudadana.

Esta estructura habría negociado sobornos  por US$24.4 millones para dejar operar a la compañía, aunque al final solo recibió US$12 millones. Otros US$5.5 millones fueron entregados a otros grupos, para un total de US$30 millones, según detalla la fiscalía.  Pérez Molina y Baldetti habrían recibido sobornos por US$4.2 millones cada uno.

Este es el tercer caso por el que se les señala a Baldetti y Pérez Molina como presuntos cabecillas.  El primero fue el caso La Línea y el segundo el del Lago de Amatitlán por un contrato de Q137.8 millones para sanear el lago; en el cual no figura Pérez Molina.