Justicia

Exmagistrado Vladimir Aguilar se pone a disposición del MP

El exmagistrado de la Corte Suprema de Justicia  (CSJ) Vladimir Aguilar, implicado en el caso de corrupción descubierto en la Terminal de Contenedores Quetzal  (TCE), se puso hoy a disposición de la Fiscalía de Guatemala para que lo investigue.

Por Carlos Álvarez

El pasado 17 de mayo el congreso acepto la renuncia del exmagistrado de la Corte Suprema de Justicia Vladimir Aguilar. (Foto Prensa Libre: Estuardo Paredes)
El pasado 17 de mayo el congreso acepto la renuncia del exmagistrado de la Corte Suprema de Justicia Vladimir Aguilar. (Foto Prensa Libre: Estuardo Paredes)

Aguilar llegó a la sede de la Fiscalía Especial Contra la Impunidad  (FECI) del Ministerio Público  (MP) con el fin de someterse a las investigaciones y demostrar su inocencia de la supuesta participación en este caso.

El exmagistrado comentó a periodistas que tal como lo anunció la semana pasada al renunciar a su cargo en la CSJ, se pondría a disposición de los fiscales que tiene a su cargo el proceso de TCQ.

Los delitos que habría cometido Aguilar son los de omisión de denuncia, incumplimiento de deberes, fraude y asociación ilícita cuando fue Procurador General de la Nación en 2013.

Agregó que la finalidad de ponerse a disposición de los fiscales es porque “estamos demostrando nuestra inocencia”.

Hasta ahora, sin embargo, la FECI no ha citado a la primera declaración al exmagistrado.

Aguilar afirmó que tiene documentos que compartirá con la Fiscalía y que nunca pensó que se giraría orden de captura en su contra, pues él  se ha puesto a disposición de las autoridades. Además, reiteró su inocencia.

El contrato de usufructo oneroso otorgado a la TCQ le habría generado a los negociadores guatemaltecos unos 24,5 millones de dólares en comisiones, según las investigaciones preliminares de la Fiscalía.

Entre los acusados por esa trama de corrupción están el expresidente de Guatemala Otto Pérez Molina y la ex vicepresidenta Roxana Baldetti  (2012-2015).

Ambos están en prisión por también estar implicados en una red de defraudación aduanera conocida como “La Línea”, la cual fue desarticulada en abril del año pasado.

Con información de ACAN-EFE