Justicia

Exsuperintendente Carlos Muñoz y sus ambicionados Q8.1 millones

Carlos Muñoz, exsuperintendente de la SAT y procesado por su presunta participación en el caso La Línea, pidió a un juzgado que le desembarguen sus cuentas bancarias que suman Q8.1 millones.

Por Roni Pocón y Jerson Ramos

El exjefe de la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT) pidió este martes a la jueza Isabel Guerra el levantamiento del embargo de bienes que le fueron incautados por su presunta vinculación en la estructura de defraudación aduanera conocida como La Línea.

Muñoz se presentó ante el Juzgado de Bienes en Extinción de Dominio, como parte del inicio del juicio de extinción de bienes a los procesados por el caso La Línea. 

Dentro de lo que pretendía recuperar Carlos Muñoz se encontraban Q8.1 millones depositados en diferentes cuentas bancarias a su nombre y el de su esposa.

Ministerio Público recibió un plazo de dos años para realizar las investigaciones sobre los bienes de Carlos Muñoz. (Foto Prensa Libre: Jerson Ramos)
Ministerio Público recibió un plazo de dos años para realizar las investigaciones sobre los bienes de Carlos Muñoz. (Foto Prensa Libre: Jerson Ramos)

En respuesta la jueza Guerra dio un plazo de dos años al Ministerio Público para realizar la investigación en contra de los bienes de Muñoz, para determinar la forma en que fueron adquiridos.

La juzgadora concluyó que al finalizar el plazo otorgado, el MP podrá emitir sus conclusiones sobre si se le concede a Muñoz el levantamiento del embargo o si faltan acciones por efectuar.

Carlos Muñoz fue nombrado por Otto Pérez Molina como superintendente de la SAT en 2013 y estuvo al frente del ente recaudador hasta el 5 de enero de 2015, cuando el entonces Presidente Otto Pérez argumentó que su salida se debía a no haber cumplido con la meta de recaudación y Muñoz dijo que fue por negarse a hacer cambios internos que Pérez le propuso.

Muñoz fue capturado el 16 de abril de 2015, cuando la Fiscalía contra la Impunidad del MP y la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) daban a conocer la existencia de una estructura que se dedicaba a cobros ilegales en las aduanas, que después se conocería como La Línea.

Otras incautaciones

El 17 de marzo de 2016, el Juzgado de Extinción de Dominio decidió inmovilizar cuatro cuentas bancarias (tres en quetzales y una en dólares) a Pablo Gerardo Muñoz Morales, hijo de Carlos Muñoz, cuyos fondos sumaban Q2 millones 19 mil.

¿Quién era la “R”?

Carlos Muñoz figuró por sus declaraciones del caso La Línea en junio de 2015, al asegurar que las escuchas telefónicas de sus conversaciones con Juan Carlos Monzón, estaban siendo mal interpretadas, puesto que al hablar de la “R” se referían a la recaudación y no a Roxana Baldetti como apuntaron las investigaciones.