Justicia

Ex vicecanciller recupera su libertad con fianza de Q10 mil

La ex vicecanciller Sara Erica Jovel Polanco quedó en libertad luego que un juzgado resolvió otorgarle medida sustitutiva para evitar la cárcel preventiva.

Por Edwin Pitán y Glenda Sánchez

Exvicecanciller Sara Erica Jovel Polanco paga Q10 mil para evitar ir a prisión preventiva. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Exvicecanciller Sara Erica Jovel Polanco paga Q10 mil para evitar ir a prisión preventiva. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Jovel Polanco es señalada por las autoridades de la adopción irregular de un bebé en el 2010. El juzgado decidió que la ex vicecanciller pagara una fianza de Q10 mil, firmar el libro de control cada 15 dias y le prohibió salir del país.

Jovel Polanco es señalada por el Ministerio Público (MP) de falsificación de documentos privados y falsedad ideológica, según una denuncia que la Procuraduría General de la Nación (PGN) efectuó en febrero de 2012 y por la que está detenida su exasesora, Dominga Lissette Ordóñez Sáenz.

De acuerdo con la investigación, Jovel, de forma anómala, logró que un niño entregado en adopción a la asesora del despacho del Viceministerio de Relaciones Exteriores, Dominga Lissette Ordóñez Sáenz, se quedara con ella a pesar que no era elegible para ser madre sustituta.

Por este caso la Policía Nacional Civil (PNC) detuvo el martes en una casa de Fraijanes a Ordoñez Sáenz -su esposo Mynor Edgardo Quintana Sánchez está prófugo-, por los delitos de abandono de niños y personas desvalidas y desobediencia.

Además, el MP solicitó antejuicio contra el magistrado de la Sala de Apelaciones, Leonel Rodrigo Sáenz Bojórquez, bajo sospechas del delito de prevaricato, abuso de autoridad y resoluciones violatorias a la Constitución.

La secretaria del MP, Mayra Veliz, explicó que el juez Sáenz Bojórquez es primo de Ordóñez Sáenz.

Pesquisa

Todo comienzó el 21 de julio de 2010, cuando la PGN se enteró que en un hospital privado abandonaron a un recién nacido –tres días –, quien fue llevado ante un juez de Paz.

Según la investigación, el 24 de julio Ordóñez recibió dos llamadas del PBX de Torre de Tribunales. Las comunicaciones duraron cuatro minutos cada una. De acuerdo con la declaración de una trabajadora social de la PGN, el juez llamó ese día a su prima para decirle que existía un niño que necesitaba entregar en abrigo provisional.

A las 17 horas de ese día se efectuó la audiencia en el Juzgado de Paz de Faltas de Turno; el juez Sáenz entregó al recién nacido al cuidado y abrigo de Ordóñez Sáenz.

Jovel Polanco ofreció hacerse cargo del bebé para que no fuera internado en una casa cuna. Según las autoridades, la audiencia se retrasó cuatro horas porque el juez esperó la presencia de Ordóñez.