Justicia

Familiares fueron claves en recaptura de la Patrona

El seguimiento a los hijos y tíos de Marixa Lemus, alias la Patrona, fueron claves para su recaptura ayer, en  La Lechera, Laguna del Llano, Ahuachapán, El Salvador, por la Policía Nacional Civil de ese país.

Por Manuel Hernández Mayén / Guatemala

El subdirector de Investigación Criminal de la Policía Nacional Civil de Guatemala, Stu Velasco, indicó que en la investigación del 2014, cuando fue capturada por secuestro, se pudo determinar quiénes eran sus familiares, por lo que desde la fuga se empezó a darles seguimiento en Moyuta, Jutiapa.

“Familiares habían empezado a frecuentar la frontera con El Salvador de una forma atípica a como lo hacían antes de la fuga. Debido a ello se envió personal de inteligencia policial y personal del Centro Antipandillas Transnacional   (CAT) a El Salvador. La noche del miércoles se empieza a tener información de que ella estaba en el área de Ahuachapán, y se decide hacer la operación con la PNC de ese país, y se logra su recaptura”, explicó Velasco.

El jefe policial señaló que el proceso de inteligencia fue muy riguroso desde Guatemala, al haber determinado que esos familiares que la frecuentaban eran hijos y tíos.

La Patrona tenía otra apariencia al momento de la captura. Tenía el cabello  teñido de rubio y las cejas pintadas de forma diferente a cuando  escapó.

Sin resistencia

Velasco indicó que la Patrona fue detenida a eso de las 7 horas de ayer, y no se resistió a su aprehensión.

Aseveró que cuando se plantearon los escenarios luego de la fuga, se dieron cuenta de que la frontera más lejana está a 7 horas —Huehuetenango— y la más cercana a 57 minutos —Moyuta—.

“Los allanamientos, la detención de un abogado y los indicios encontrados fueron limitando sus estrategias, porque al no tener información su capacidad de maniobra fue menor, y se logra de esa forma  detectar los movimientos atípicos en el vecino país”, dijo Velasco.

Aseguró que los allanamientos efectuados el viernes 12 y domingo 14 de mayo fueron claves para dar con su paradero.

El Ministerio Público agregó  con el trabajo en conjunto de inteligencia, investigación de campo y seguimiento, así como la colaboración de autoridades de El Salvador, se  logró su ubicación.

Historial delictivo

Marixa  Lemus Pérez,  alias la Patrona, es señalada de varios delitos por el Ministerio Público. Ya fue condenada por los tribunales por un caso de secuestro. En la actualidad se desarrolla un segundo debate en su contra.  

La persecución contra Lemus Pérez empezó en el 2014, cuando se le vinculó con el asesinato de su esposo, Álvaro Alfonso Mejía Estrada, para cobrar el seguro de vida.

Purgaba 94 años de prisión por ser la cabecilla de una banda que cometía secuestros y sicariato.

Tiene 47 años. Se ha evadido dos veces. En la   primera ocasión fue capturada el mismo día, y hace dos semanas protagonizó una espectacular fuga, disfrazada de guardia penitenciaria. Fue aprehendida en El Salvador.

¿Dónde estaba?

Las autoridades buscan determinar cómo o por medio de quién fue alquilada la casa donde se localizó a la prófuga. Se cree que pernoctó allí en los últimos cinco días.

“Ella se encontraba sola, pero creemos que pudo haber niñas  allí, porque había varias muñecas. El lugar donde se ubica la vivienda es un área un tanto neutral, pero tiene influencia de pandillas. Es más, creemos que  era un resguardo que ella había elegido, de bajo perfil”, explicó.

El jefe policial añadió que La Lechera es un barrio muy popular, donde la mayoría de las personas trabaja durante el día, y el movimiento es  normal.

“La Patrona tenía algo que le ayudaba y era el acento,  pues podía hablar como salvadoreña. De hecho, mucha parte de su vida allí la vivió y tenía familiares nacidos en ese país”, comentó.

Por ahora se investiga el asunto de las muñecas, muchas de las cuales no tenían cabello. En la habitación había insecticidas para repeler  mosquitos y una bata que utilizaba para  dormir. Se sabe que le llevaban la comida. Además, que  se movilizó en Jutiapa con el apoyo de familiares.

Fue expulsada de El Salvador ayer mismo y entregada a autoridades guatemaltecas en la frontera de Valle Nuevo, Jutiapa bajo fuertes medidas de seguridad. Un helicóptero del Ejército  se encargó de trasladarla a la Fuerza Aérea Guatemalteca. Arribó a eso de las 18 horas y  fue trasladada a la Torre de Tribunales para que la escuchara un juez por  evasión.

Se esperaba anoche que el juzgador decidiera a qué prisión la enviaría, aunque en Gobernación esperaban que fuera a  Santa Teresa. En El Salvador continuaban los allanamientos en búsqueda de indicios.

Además, luego de la captura, la presunta parricida atribuyó su fuga a que corría peligro su vida en la prisión de Mariscal Zavala, y negó tener vínculos con el narcotráfico o haber cometido algún delito.

Fuga polémica

Lemus  escapó de la prisión en  Mariscal Zavala  el 11 de mayo último, cuando supuestamente se vistió de guardia penitenciaria y salió por la puerta principal junto a otro grupo de agentes.

Cumplía una condena de 94 años de prisión por haber sido cabecilla de una banda que cometía secuestros y asesinatos, la cual era integrada por exagentes de la PNC que operaban en Jutiapa, Santa Rosa y Escuintla.

El 25 de marzo del 2015, Lemus fue condenada a 94 años de prisión y otros integrantes de la estructura criminal también fueron sentenciados por el secuestro y asesinato de Amanda Lemus y la muerte de Álvaro Mejía.

El 20 de mayo del 2016, Lemus intentó escapar del Centro  Preventivo    Santa Teresa, en la zona 18, pero fue aprehendida una hora después por la Policía.