Justicia

Fiscal General anima a denunciar la corrupción que agobia a Guatemala

La Fiscal General de Guatemala, Thelma Aldana, animó hoy a la sociedad guatemalteca a rechazar “cualquier acto de corrupción por mínimo que sea”, como camino a construir un Estado con “paz social” .

Por Guatemala / ACAN-EFE

Todo acto de corrupción del que se tenga conocimiento debe ser denunciado con valentía, dijo la Fiscal General del MP Thelma Aldana. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Todo acto de corrupción del que se tenga conocimiento debe ser denunciado con valentía, dijo la Fiscal General del MP Thelma Aldana. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

“Todo acto de corrupción del que se tenga conocimiento debe ser denunciado con valentía, dejando en claro enfáticamente que queremos vivir de una forma distinta, más digna, justa y legal”, afirmó la titular del Ministerio Público (MP) en un comunicado.

“Se debe fomentar a todo nivel el valor de la honradez y la honestidad, muy especialmente en nuestra niñez y juventud”, añadió.

En la celebración del Día Internacional Contra la Corrupción, Aldana insistió este miércoles en que el combate a esa lacra es una labor “de todo el pueblo”, y destacó la reacción de la sociedad guatemalteca que “durante 20 semanas manifestó su repudio a la corrupción”  con protestas que llenaron las calles del país de protestas durante este año.

“El pueblo constituido por mujeres y hombres, jóvenes, adolescentes, niños y niñas que acompañaron a sus padres a pedir el fin de la corrupción, estaban conscientes que no era sólo una acción conjunta del Ministerio Público y de la Comisión Internacional contra la Impunidad, sino una lucha de todas y todos los guatemaltecos”, subrayó Aldana.

Durante los últimos meses la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (Cicig) y la Fiscalía han desarticulado más de una docena de casos que involucran a altos exfuncionarios del Ejecutivo.

Entre esas destaca La Línea, una estructura de defraudación aduanera dirigida, según el MP y la CICIG, por Otto Pérez Molina y Roxana Baldetti, el expresidente y la ex vicepresidenta del país, respectivamente.

Ambos se vieron obligados a renunciar a sus altos cargos debido al escándalo y se encuentran en prisión preventiva acusados de cohecho pasivo, asociación ilícita y caso especial de defraudación aduanera.

“La mejor forma en la que se puede continuar con esta misión”, agregó Aldana, “es rechazando cualquier acto de corrupción por mínimo que sea”.

La Fiscal General pidió a la sociedad guatemalteca que “continúe confiando en el trabajo”  del MP para erradicar la corrupción del país.