Justicia

Frank Trujillo será procesado por caso Aceros de Guatemala

El abogado Frank Manuel Trujillo aldana deberá ser ligado a proceso en el caso Aceros de Guatemala, por asociación ilícita, colusión y cohecho pasivo.

Por Claudia Palma

Sala ordena que se reabra el proceso en contra del abogado Frank Trujillo Aldana. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Sala ordena que se reabra el proceso en contra del abogado Frank Trujillo Aldana. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

Trujillo Aldana deberá ser procesado, según resolución de la Sala de Apelaciones de Mayor Riesgo. El abogado fue representante legal de Aceros de Guatemala y había quedado en libertad por falta de mérito.

El Jugado de Mayor Riesgo B decidió en marzo pasado dictar falta de mérito al abogado y resolvió enviar a prisión a ocho personas vinculadas en el caso, y ocho más ligados con medidas cautelares.

El abogado Frank Trujillo es hermano de Héctor Trujillo Aldana, exmagistrado de la Corte de Constitucionalidad y exsecretario de la Federación de Fútbol.

La Sala de Mayor Riesgo resolvió, además, aceptar la inhibición de Gálvez, quien el 30 de marzo se excusó de seguir al frente del proceso. El juzgador argumentó que el proceso La Línea, del que también está a cargo, no está relacionado con el de Aceros.

Beneficio de hasta Q255 millones

Una estructura coordinada por Giovanni Marroquín –uno de los integrantes de La Línea– alteró informes de la

Superintendencia de Administración Tributaria (SAT) para librar de culpa a Aceros de Guatemala y desviar la atención hacia proveedores inexistentes en un caso de defraudación por Q255 millones, según investigaciones del MP y la Cicig.

En un caso denominado “impunidad y defraudación: una red de corrupción en la SAT”, el Ministerio Público (MP) y la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (Cicig) revelaron esta mañana, en conferencia de prensa, cómo operaba esa estructura.

La fiscal general, Thelma Aldana, explicó que el 14 de marzo de 2012, la SAT presentó tres querellas contra le empresa Aceros de Guatemala, S.A, en las que señalan a esa entidad de simular compra venta de chatarra con proveedores que presentaron inconsistencias.

“Por ejemplo, el hecho que tuvieran empresas de cartón como supuestos proveedores, otros que no fueron localizados por la SAT, y otros que estaban fallecidos”, indicó Aldana.

Sin embargo, en agosto de 2012, Aceros de Guatemala obtuvo una resolución favorable del Juzgado Séptimo de Primera Instancia Penal del departamento de Guatemala, y se archiva el caso, pero el MP apela esa decisión.

Una sala de Apelaciones benefició al ente investigador, por lo que los autos regresaron al juez Séptimo para continuar con el proceso.

Ante el juez séptimo, el abogado encargado era Frank Trujillo, cuya estrategia era conseguir una desestimación parcial en favor de Aceros de Guatemala, mediante el informe alterado que, en lugar de sustentar técnicamente irregularidades, responsabilizaba a otros proveedores que eran empresas de cartón o habían fallecido, explicó la jefa del MP.

Las tres querellas originales de 2012 fueron por una defraudación de Q255 millones 612 mil.