Justicia

CSJ: Gudy Rivera no goza de antejuicio

El exdiputado del Partido Patriota Gudy Rivera deberá enfrentar proceso judicial como un ciudadano común, según determinó ayer, en forma unánime, la Corte Suprema de Justicia (CSJ), al constatar que ya no goza de  derecho de antejuicio, por lo que  remitió al Juzgado Séptimo Penal el expediente en el que consta la petición para retirarle la inmunidad.

Por Jerson Ramos

La CSJ remitió por unanimidad el expediente de Rivera al Juzgado Séptimo Penal. (Foto Prensa Libre: Paulo Raquec)
La CSJ remitió por unanimidad el expediente de Rivera al Juzgado Séptimo Penal. (Foto Prensa Libre: Paulo Raquec)

El pleno de magistrados de la CSJ se reunió ayer en   sesión extraordinaria, convocada desde el pasado 16 de marzo, para discutir la solicitud que la Comisión Internacional contra la Impunidad (Cicig) hizo en 2014 para retirarle la inmunidad a Rivera. La sesión fue calificada el fin de semana como  estrategia para desestabilizar a la fiscal general, Thelma Aldana.

La Cicig señaló al excongresista de haber influido en una funcionaria judicial para beneficiar a la entonces vicepresidenta Roxana Baldetti, quien había sido suspendida como secretaria general del Partido Patriota por haber efectuado campaña electoral anticipada en favor del exministro de Comunicaciones Alejandro Sinibaldi, quien se postularía a la Presidencia.

Curul negada

El presidente de la CSJ, Ranulfo Rojas, indicó que se determinó que Rivera no goza de inmunidad porque no pudo asumir como diputado al Congreso.

Uno de los argumentos que fundamentó la decisión de la CSJ es el acuerdo 468-2015 del Tribunal Supremo Electoral, el cual indica en el artículo segundo que no se adjudicará la curul a Rivera.

La negativa a otorgar la acreditación de congresista a Rivera se basó en el antejuicio planteado en su contra y   que   el artículo 113 de la Constitución  señala que para optar y desempeñar un cargo público solo se atenderá a razones de méritos, de capacidad, indoneidad y honradez.

Retraso

La sesión  comenzó a las 10.30 horas —una hora después de lo previsto— porque tres magistrados se inhibieron.

Rojas informó que Blanca Stalling se excusó, por tratarse de una acción que involucra a la Cicig, la cual figura como querellante adhesivo en un proceso abierto contra Otto Fernando Molina Stalling, hijo de ella, por supuesta corrupción en el  Seguro Social.

Nery Medina y Néster Vásquez se ausentaron de la reunión, por lo cual el pleno se integró con magistrados suplentes.

Stalling, Medina y Vásquez fueron sustituidos por Gustavo Dubón, Jaime González y Manfredo López, respectivamente.

Defensa

“Nadie esperaba nada”

El abogado César Calderón, defensor del exdiputado Gudy Rivera, considera que existe  interés de alguna persona en desgastar la imagen de su cliente.

“Nunca se tuvo ningún interés por alguna resolución favorable de la CSJ, nadie gestionó nada, nadie esperaba nada.

Este procedimiento es infundado porque carece de materia. El señor Gudy Rivera perdió la inmunidad de funcionario desde el 14 de enero de este año, después del cambio de autoridades”, señaló.

Rivera permanece en prisión, y según Calderón, se apeló la medida de coerción porque, en su opinión, no está fundamentada.

Fiscalía: Había perdido derecho

La vocera del Ministerio Público, Julia Barrera, manifestó que la captura de Rivera se solicitó después de que este dejó el cargo público que lo investía de inmunidad de funcionario.

“El sindicado —Rivera— no tenía inmunidad desde el 14 de enero de este año porque el TSE no le adjudicó la curul que había ganado, por la solicitud que se había presentado en su contra.

Barrera evitó pronunciarse sobre la posibilidad de que los rumores relacionados con el exdiputado y   perjuicios contra la fiscal general, Thelma Aldana, porque dijo desconocer el origen y razones de los comentarios.

Encabezaba agrupación

La vida pública de Gudy Rivera se remonta a la década de 1990, cuando fue parte del Comité Ejecutivo del partido Unión del Centro Nacional.

En el 2003 formó parte de las filas del Partido Patriota (PP), agrupación que en el 2012 comenzó su gestión de gobierno con Otto Pérez Molina y Roxana Baldetti al frente.

Esa agrupación junto al Movimiento Reformador, Partido Solidaridad Nacional y Movimiento 17 formaron la coalición de la Gran Alianza Nacional (GANA).

Integró la bancada de la GANA 2004, cuando llegó al Congreso como diputado.

El PP se retiró de la GANA en el 2005. Pérez Molina, Baldetti —entonces diputados—, Rivera y otros congresistas formaron la bancada Patriota.

Rivera gozó de la simpatía y confianza de Pérez Molina y Baldetti.

Fue presidente del Organismo Legislativo en el 2012, cuando el PP comenzó su gestión al frente del Gobierno.

Rivera fue capturado el 9 de marzo pasado, por tráfico de influencias. Ese  día, el Juzgado Séptimo Penal lo ligó a proceso.