Justicia

Investigan a empresario Raúl Osoy Penados

Ocho inmuebles relacionados con el empresario Raúl Osoy Penados han sido clausurados, confirmaron fuentes judiciales. Los fiscales investigan sus nexos con otros señalados en el caso del usufructo otorgado a la Terminal de Contenedores Quetzal (TCQ), en la Portuaria Quetzal.

Por Claudia Palma

Una de las aeronaves incautadas el viernes último en los hangares del aeropuerto La Aurora. (Foto Prensa Libre: PNC)
Una de las aeronaves incautadas el viernes último en los hangares del aeropuerto La Aurora. (Foto Prensa Libre: PNC)

Las pesquisas comenzaron luego de que el viernes hubo despliegue de policías y fiscales en los hangares privados, en busca del helicóptero TG-MIL y de la avioneta TG-TNT.

Las aeronaves —una a nombre de Modern Services Group y la otra propiedad de Arrow Aviation, con sede en Panamá— fueron pilotadas por Haward Suhr Castellanos, al servicio de Osoy Penados.

Suhr Castellanos había prestado también sus servicios a Otto Pérez Molina y a Roxanna Baldetti, durante la campaña presidencial del 2011, refieren investigadores.

Los fiscales siguieron, por segunda ocasión, el rastro del constructor, después de que fue presentada una denuncia en su contra por supuestamente haber falsificado documentos.

Aeroservicios Centroamericanos, S. A. (Aerocentro), era una agencia de alquiler de aeronaves que a finales del 2013 se quedó solo con los permisos para volar, y sin clientes.

Los socios fundadores de la compañía son Guillermo Lozano Bauer —pendiente de captura por el caso de TCQ— y Suhr Castellanos.

Vínculos

En diciembre del 2012, Suhr fue capturado por las autoridades hondureñas en San Pedro Sula, Honduras, junto con los pilotos Dennis Omar Calderón Calderón y Juan Luis González García, exdiputado del Frente Republicano Guatemalteco, por supuestos vínculos con narcotraficantes. Suhr fue liberado hace dos años.

Luego, Aerocentro fue adquirida por otros accionistas, y pasó a ser Aeroservicios. El intento de Osoy Penados de nombrar a uno de los gerentes al hacer uso de documentos falsos desató las averiguaciones.

Fiscales tienen en su poder, desde hace un año, documentos de la formación de Alliancee, S. A., creada por Osoy Penados, la que Estuardo González, alias Eco, colaborador eficaz en el caso de defraudación aduanera, indicó que pagaba sus honorarios.

En los cateos de marzo último, en las oficinas de la constructora Topsa, la cual Osoy Penados presidió, se encontraron cheques, y algunos de esos documentos lo podrían vincular con Jonathan Chévez, confió una fuente cercana a la investigación.

El Ministerio Público señala a Chévez de haber sido designado por Juan Carlos Monzón para administrar US$12 millones que los directivos de TCQ entregaron al exbinomio presidencial como soborno.

“Esas chequeras fueron incautadas, secuestradas por la Fiscalía Especial contra la Impunidad (Feci)”, explicó el jefe de la Fiscalía Metropolitana, Arturo Archila.

“Ellos están tratando de consolidar una investigación. Se conectan varias situaciones. Hay que ver la vinculación, si fuera el caso, de Osoy Penados con esta estructura de La Línea y la de TCQ”, refirió.

Siguen rastro

Fuentes policiales afirmaron que el allanamiento del viernes último en el edificio de apartamentos Tadeus, zona 14, tuvo como objetivo ubicar a Osoy Penados.

El Juzgado Tercero de Instancia Penal, donde se ventila una de las denuncias contra el empresario, no ha girado orden de captura.

Juan Francisco Sandoval, jefe de la Feci, no niega ni confirma la existencia de orden de detención contra Osoy.