Justicia

Juzgado envía a juicio al exdiputado Gudy Rivera

El exdiputado Gudy Rivera enfrentará un juicio por tráfico de influencias y cohecho activo, según resolvió este martes el Juzgado Séptimo de Instancia Penal.

Por Jerson Ramos

Gudy Rivera deberá enfrentar juicio oral y público por tráfico de influencias y cohecho activo. (Foto Prensa Libre: Jerson Ramos)
Gudy Rivera deberá enfrentar juicio oral y público por tráfico de influencias y cohecho activo. (Foto Prensa Libre: Jerson Ramos)

Rivera, que el pasado 14 de enero entregó su curul en el Congreso, había enfrentado un proceso de antejuicio por tráfico de influencias y cohecho, acusado por la exmagistrada de la Corte Suprema de Justicia, Claudia Escobar, de haber influido en la elección de magistrados de la Sala de Apelaciones.

El expolítico militante del Partido Patriota y muy cercano al expresidente Otto Pérez Molina, guarda prisión en la cárcel Mariscal Zavala, luego de su captura el 9 de marzo, en su residencia en la zona 11.

Rivera no pudo aspirar a una curul por un impedimento del Tribunal Supremo Electoral al tener un proceso judicial abierto, sin embargo el Congreso lo eligió como representante titular ante la Junta Monetaria, cargo que desempeñaba hasta su detención.





El caso

En su momento la Cicig y el MP analizaron un audio que presentó Escobar cuando era magistrada, como prueba de la conversación que sostuvo con el diputado Gudy Rivera, donde el parlamentario supuestamente la presiona para favorecer a Roxana Baldetti.

El 17 de octubre de 2014 la Fiscalía Especial contra la Impunidad (Feci) solicitó el antejuicio contra Rivera después de analizar los audios presentados por Escobar y considerar que había indicios suficientes de posibles delitos cometidos por el ahora exdiputado.

Rivera gestionaba con Escobar luego que el Tribunal Supremo Electoral suspendió al Partido Patriota (PP) y canceló a Roxana Baldetti como secretaria del partido por haber efectuado una concentración para presentar a Alejandro Sinibaldi como precandidato, por lo que esa agrupación, presentó al menos dos amparos en los tribunales, para revertir la decisión.

Un día antes de la elección de magistrados de Apelaciones, la Sala Quinta de Apelaciones amparó a Baldetti, con el voto razonado de Escobar, y dejó en suspenso la sanción del TSE. Escobar fue elegida, pero renunció una semana después y denunció vicios en el proceso.





La magistrada denunció a Rivera ante la Cicig y presentó un disco en donde supuestamente grabó la conversación donde el congresista ejerce presión para favorecer al PP.

El diputado del Partido Patriota Gudy Rivera reconoció que se reunió con la jueza Claudia Escobar.

“Ella —la jueza— fue la que me citó a su oficina, porque quería hablar de su reelección”,indico.

Rivera también accionó contra Escobar sin éxito. La Corte Suprema de Justicia no admitió el proceso en contra de la magistrada de Apelaciones.