Justicia

La Línea: Chats vinculan a “Eco”,  Méndez y Pérez Molina

La captura de un chat entre Estuardo González, alias Eco, y una persona identificada como “Claudia”, vincularía a la exintendente de Aduanas, Claudia Méndez Asencio, con el entonces presidente Otto Pérez Molina, debido a que en la conversación se hace referencia al “uno”.

Por G. Contreras, J. Ramos y Agencia ACAN-EFE

Claudia Méndez, exintendete de aduanas, se encuentra desde el lunes en una carceleta en la Torre de Tribunales. (Foto Prensa Libre: P. Raquec)
Claudia Méndez, exintendete de aduanas, se encuentra desde el lunes en una carceleta en la Torre de Tribunales. (Foto Prensa Libre: P. Raquec)

El juez de Mayor Riesgo 'B', Miguel Ángel Gálvez, aplazó la segunda parte de la audiencia de primera declaración de Méndez Asencio para este viernes, pero durante la diligencia de este jueves, conforme avanzó la acusación del Ministerio Público (MP), se han conocido nuevos detalles en contra de la exintendente, a quien acusan de haber recibido Q150 mil mensuales producto de La Línea.

Los fiscales mostraron la captura de un chat en el que Estuardo González escribió a “Claudia”, quien según el MP, es Méndez Asencio: “Buenos días, espero que haya tenido un buen descanso. Necesito para las instrucciones que recibimos me pueda dedicar un par de horas fuera de su oficina, es necesario que sea mañana a la hora que sea. La reunión será en un lugar seguro y con la gente necesaria para que usted salga con una solución completa”.

En otra parte de la conversación, Eco le escribió a Claudia: “JC necesita ver con usted temas de marchamos”. JC, en la estructura, según los acusadores, es Juan Carlos Monzón Rojas, prófugo de la justicia y exsecretario privado de Roxana Baldetti.

En otra captura del mismo chat, “Claudia” responde que en la SAT hay una reunión por la tarde “que el súper pidió por el tema del uno”.

“Cuando hablamos del uno, se refiere al presidente de la República”, dijo uno de los fiscales.

La parte acusadora resaltó que la conversación sería “normal” entre personas que laboran para la misma institución, pero en este caso es Estuardo González, quien no tenía nada que ver con la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT).

Asimismo, en la escucha 753, Roberto Ramírez y Javier Ortíz, de la estructura externa, hablan que Méndez Asencio recibía “150 –quetzales– semanales”, pero el MP asegura que esos 150 eran en realidad Q150 mil.

“El éxito de Osama (Aranki) era darle 150 (mil) semanales a Claudia Méndez”, dice la escucha.

Méndez Asencio podría declarar este viernes, pero al comenzar la audiencia este jueves, el MP la señaló de haber recibido un 5 por ciento de sobornos de la estructura.

El ente investigador explicó en la audiencia que Méndez colaboró con La Línea para colocar personal en la SAT y en aduanas.

Además, el MP afirmó que la señalada facilitó el paso de mil 561 contenedores en su calidad de intendente de Aduanas.

En una de las escuchas, se menciona a “una tal Anabela” que es importante en la política, pero nunca se menciona apellido, contrario a las grabaciones presentadas en junio, por el mismo caso, donde sí se menciona a “Anabella de León”.

En otra, ya se oye el nombre de Claudia Méndez. “Una tal Claudia Méndez lo hizo chirajos con la Vice”, dicen dos integrantes de La Línea.

En otra grabación, también mencionan los interlocutores de que la primera línea en la aduana es “Claudita”.

La exintendente de la SAT fue captura el pasado 14 de septiembre a petición del MP y la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (Cicig), autoridades encargadas del caso.

El caso es conocido ante el Juzgado "B" de Mayor Riesgo, donde la Fiscalía Especial Contra la Impunidad (FECI) y técnicos de la Cicig, la acusan de los delitos de asociación ilícita, cohecho pasivo y caso especial de defraudación aduanera.

Entre las pruebas con las que cuenta el MP está la interceptación de llamadas telefónicas y el secuestro de varios documentos que permitieron establecer la presunta participación en la estructura interna de este grupo.

Por el caso de "La Línea", desmantelada el pasado 16 de abril, se encuentran en prisión preventiva 29 personas, entre ellas el expresidente y exvicepresidenta de Guatemala, Otto Pérez Molina y Roxana Baldetti, respectivamente.

Ambos son acusados de ser los supuestos líderes de la estructura que se habría agenciado de unos Q28 millones (unos US$3,6 millones) producto de los sobornos.

Pérez Molina dejó la Presidencia el pasado 3 de septiembre, luego que ese día el Congreso aceptó su dimisión, y Baldetti también renunció el 8 de mayo último.

El expresidente se encuentra detenido en la cárcel del cuartel militar Matamoros, en la capital.

Mientras, la exvicepresidenta fue recluida en la prisión de mujeres Santa Teresa, aunque desde el pasado fin de semana fue recluida en el Centro Médico Militar, del que no ha salido.