Justicia

La Línea: reprograman audiencia de apertura a juicio

El Juez de Mayor Riesgo B suspendió la audiencia de apertura a juicio contra los implicados en el caso La Línea, donde el MP plantearía la acusación formal.

Por Henry Pocasangre y Jerson Ramos

Otto Pérez Molina y Claudia Méndez,dos de los señalados en la estructura La Línea. (Foto Prensa Libre: Esbin García)
Otto Pérez Molina y Claudia Méndez,dos de los señalados en la estructura La Línea. (Foto Prensa Libre: Esbin García)

El Juez Miguel Ángel Gálvez expresó que la diligencia se debía suspender por la excusa planteada por dos abogados, uno de ellos es el de Roxana Baldetti, señalada como líder de la estructura, junto a Otto Pérez Molina.

El juzgador debía escuchar la acusación formal, luego del tiempo de investigación, que plantearía el Ministerio Público (MP), contra unos 29 implicados.

“Le voy a pedir a los abogados que no podemos seguir con esto”, dijo Gálvez, quien fijó fecha para reanudar la audiencia el próximo 6 de febrero.

“El tiempo ha transcurrido y ya vamos para dos años”, indicó el togado, mientras explicó que deben escuchar los hechos que el MP sindica a los acusados.

“Entiendo que los abogados no pueden venir porque están en el caso de Amatitlán, y la señora tampoco puede venir indistintamente de cómo este”, manifestó al referirse a la incomparecencia de Baldetti y su defensor.





Desde las 8 horas varios de los implicados en el proceso de defraudación aduanera La Línea, llegaron al Juzgado para presenciar la etapa intermedia.

La Primera en asistir fue Claudia Méndez, exintendente de aduanas de la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT), seguida de los exintendentes Carlos Muñoz y Omar Franco.

También llegó el expresidente Otto Pérez Molina, quien aseguró que la diligencia se suspendería porque no llegarían todos los señalados.

El MP debía comenzar con la lectura de la acusación formal de al menos 29 personas señaladas en el proceso penal.

El MP cuenta con miles de escuchas telefónicas que implican a los sindicados de defraudación aduanera.

Entre las pruebas está la  declaración en anticipo de prueba de Salvador González, alias Eco, quien admitió haber administrado los ingresos ilícitos, luego de haberse convertido en colaborador eficaz.