Justicia

La perra que fue clave en la captura de uno de los más buscados

Una pitbull fue una pista importante para un grupo de fiscales y policías que el jueves capturaron a uno de los líderes del Barrio 18.

Por Claudia Palma

La perra fue pieza clave para localizar la vivienda donde se escondía el presunto delincuente. (Foto Prensa Libre: MP)
La perra fue pieza clave para localizar la vivienda donde se escondía el presunto delincuente. (Foto Prensa Libre: MP)

Después de que en marzo del 2016  en un video cuatro pandilleros que guardan prisión en la cárcel de Fraijanes 1, mostraron  el cadáver de Óscar Armando Lorenzana, alias Arjona, envuelto en sábanas y aseguraron que fue él quien ordenó el ataque al bus de San José Pinula, con una granada, un nuevo “coordinador de calle” asumió el mando: Kevin Javier Osoy Concuá, alias Paco.

Por medio de las escuchas derivadas del atentado contra el bus de San José Pinula , la Fiscalía de Delitos contra la Vida identificó que las instrucciones de muchas acciones de la clica Vatos Locos y de otras del Barrio 18 en Santa Catarina Pinula y Mixco provenían de Osoy Concuá.

Tomó varios meses ubicar al pandillero pues no tenía una residencia fija. Una perra pitbull blanca con manchas café fue un detalle importante para dar con su paradero.

Los investigadores se propusieron buscar un can con las características descritas en un radio en donde los pandilleros se desplazaban hasta que encontraron a la mascota en una casa cercana a Cuchilla El Carmen, en Santa Catarina Pinula.

Pese al aspecto de la perra, de la que la fiscalía no sabe el nombre, es cariñosa y juguetona. Durante los allanamientos del pasado jueves correspondía a las caricias de los policías de la División Especializada en Investigación Criminal (Deic) que con cascos blindados y chalecos antibalas rodearon la casa para capturar a uno de los líderes del Barrio 18.

EL dueño de la perra fue detenido cerca de su vivienda, el animal fue clave para detectarlo. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
EL dueño de la perra fue detenido cerca de su vivienda, el animal fue clave para detectarlo. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)


La caída

La perra no fue la única causa de la detención, otros factores abonaron. 15 días antes de la captura de Paco fue detenida su conviviente Lidia Beatriz Ajún Escobar quien el viernes fue ligada a proceso por los delitos de asociación ilícita y asesinato en grado de tentativa.

Otros dos menores fueron sancionados con cinco años de privación de libertad la mañana de los operativos en que Concuá fue capturado. Fueron señalados de participar en los asesinatos de Ana Waleska Solís Loarca y Flor de María Toquer. La Fiscalía de delitos contra la Vida le imputará estos dos asesinatos a Osoy Concuá.

Los capturados enfrentan cargos por asesinato, asociación ilícita, conspiración para el asesinato, conspiración de obstrucción extorsiva de tránsito, traslado ilegal de armas de fuego, de municiones y portación ilegal.