Comunitario

Las balas que mataron los sueños de Mario

Mario, como muchos niños quiere jugar, estudiar y ser bombero, sin embargo hace más de ocho años junto a su hermana quedaron en medio de un ataque armado; las balas perdidas la mataron a ella y a él lo dejaron parapléjico.

Por Glenda Sánchez

Durante enero de 2016 la violencia a cobrado la vida de 55 niños y adolescentes, la mayoría baleados. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
Durante enero de 2016 la violencia a cobrado la vida de 55 niños y adolescentes, la mayoría baleados. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

A pesar del tiempo, la tragedia de la que fueron víctimas los integrantes de la familia de Mario los marcó. Las lágrimas aún marcan nuestras vidas, dice su madre Nancy, quien sobrevivió al ataque.

En 2007 ella —Nancy— junto a Mario, en ese entonces de 4 años y su hermana Jhoana de 17, se conducían en un taxi para asistir a la celebración de un cumpleaños.

En el camino quedaron en medio de un ataque armado y fueron alcanzados por balas perdidas, en el lugar murió la adolescente y Mario fue trasladado al hospital.

El caso de Mario no es aislado, solo en enero de este año se contabilizan 55 ataques mortales donde las víctimas son niños y adolescentes. La mayoría víctimas de armas de fuego, otros por heridas con arma blanca.

“La bala lo dejó parapléjico, a pesar de las terapias, no pudo recuperar el movimiento en las piernas. Eso no ha sido obstáculo para que cumpliera algunos sueños”, dice Nancy.

Mario cursa el primer año del ciclo básico y quiere ser bombero para salvar vidas en honor a su hermana fallecida.

Pese al ánimo de Mario, quien ahora tiene 12 años, su sueño podría quedar frustrado. La falta de movimiento en las piernas le ha provocado daño en los riñones, condición que se complica de forma acelerada.

La falta de recursos complica a la familia para poder trasladarlo al hospital para que reciba  los tratamientos adecuados, según los familiares. 

  • Sí desea ayudar a Mario y su familia, puede comunicarse al número  4384-5582 o dirigirse a 10a. avenida 7-19, zona 3, colonia Trinidad en la capital.

Violencia imparable

Lo que alerta a las autoridades por la creciente ola de violencia contra la niñez y adolescencia es que entre los casos se reportan víctimas estranguladas; en uno de los casos conocidos este año, el menor estaba por cumplir un año.

La Fundación Refugio de la Niñez estableció  que  en  enero pasado, según datos del Instituto Nacional de Ciencias Forenses (Inacif),  505 infantes y jóvenes  fueron víctimas de la violencia, abuso o maltrato físico.

Las estadísticas del primer mes de 2016 resaltan que del total de víctimas, 55  fallecieron, 49 fueron baleadas durante ataques directos o indirectos,  tres  murieron por heridas causadas por algún tipo de cuchillo o  machete,  dos  estrangulados y uno decapitado.  

“Las muertes por armas de fuego ocupan las cifras más elevadas, se registran menos que en enero de 2015; sin embargo, es lamentable observar los datos donde dos niños fueron estrangulados”, comunicó la Fundación.

Los niños también son víctimas de algún tipo de abuso, los datos revelan que 361; sufrieron abusos sexuales;  70, maltratos, y el resto recibió alguna herida de bala o cuchillo.

Abuso y maltrato 

  • En enero se reportó 16 niños entre 1 a 9 años abusados.
  • Se reportan 450 casos de maltrato físico contra niños y jóvenes.
  • A 361 niños y adolescentes se les hizo algún tipo de prueba por delitos sexuales en el Inacif.
  • De esa  cantidad 323 niñas fueron evaluadas y el resto eran hombres.
  • A dos  niños de un año se les hicieron los exámenes médicos para determinar algún tipo de abuso.
  • Según el  reporte 120 adolescentes se sospecha fueron abusados.
  • En ese  mismo periodo sufrieron maltrato físico 70 niños y adolescentes: 26 hombres y 27 mujeres.
  • En esa  misma fecha fueron heridos de bala  13 niños.