Justicia

Localizan cargadores y cables USB en Mariscal Zavala

El Sistema Penitenciario (SP) efectuó una requisa en la cárcel ubicada en la base militar Mariscal Zavala, donde guardan prisión provisional y preventiva 200 sindicados de casos de alto impacto.

Por Carlos Álvarez

Custodios del Sistema Penitenciario realizan una requisa en la carcel Mariscal Zavala. (Foto Prensa Libre: SP)
Custodios del Sistema Penitenciario realizan una requisa en la carcel Mariscal Zavala. (Foto Prensa Libre: SP)

Rudy Esquivel, vocero del SP, informó que el operativo comenzó el viernes a las 22 horas y finalizó a las 2 horas de este sábado.

“No se localizaron ilícitos de riesgo, es decir armas o drogas. En cambio se localizó cuatro cargadores de celular y dos cables USB fueron reportados en la verificación”, explicó el portavoz.

Además del registro se hizo una inspección externa e interna del complejo, para localizar algún debilitamiento estructural o aspectos técnicos que ayuden a mejorar los protocolos.

Esquivel aseveró que se busca mejorar los protocolos que ya no son funcionales no solo en escenarios penales sino en otras circunstancias.

La cárcel de la base militar Mariscal Zavala tiene en este momento 200 reclusos que son catalogadas como vulnerables por una autoridad judicial.

Según el SP, la capacidad de este centro de reclusión es de 135 internos por lo que en este momento la cárcel alberga un 48 por ciento más de reos para lo que fue habilitada.

El vocero precisó que para el operativo participaron 130 agentes del Grupo Específico de Requisas y Traslados del SP.

Debido a la cantidad de reos y al no ser un operativo interinstitucional no fue necesario el apoyo de la Policía Nacional Civil.

La prisión de Mariscal Zavala permanece hacinada debido a la cantidad de exfuncionarios, políticos, empresarios y particulares que permanecen en prisión provisional por casos de corrupción de alto impacto como La Línea, Cooptación del Estado y TCQ.

Entre ellos están el expresidente Otto Pérez Molina, los exministros de la Defensa, Ulises Anzueto y Manuel López Ambrosio, así como el exministro de Gobernación, Mauricio López Bonilla.

También se encuentran el expresidente del Instituto Guatemalteco de Seguridad Social, Juan de Dios Rodríguez, y el exsecretario Privado de la Presidencia, Gustavo Martínez.

Debido a que la prisión está rebasada en su capacidad, los propios reos reunieron el dinero para comprar carpas, donde duermen y reciben a sus familias. Incluso hay un comedor atendido por el exjefe de la SAT, Omar Franco. En total cohabitan 195 reos.

El Sistema Penitenciario y Gobernación apuraban los trabajos para descongestionar ese penal y trasladar a 18 detenidos hacia la cárcel de Matamoros, pero la orden judicial no está firmada porque aún faltan trabajos en las bartolinas para que quede habilitada.