Justicia

Comienza juicio contra grupo de narcos los veneno

El Tribunal de Mayor Riesgo B comenzará mañana  el juicio contra 12 sindicados de integrar dos estructuras de trasiego de droga, cuyo destino era el narcotraficante mexicano Isidoro Raya Benítez, alias comandante Raya, asesinado en Quintana Roo.

Por Redacción

José Peña Pompa –camisa rayada– y Wilber Humberto Anavizca Pérez –camisa rosada– cuando fueron capturados luego de un operativo en Izabal. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)
José Peña Pompa –camisa rayada– y Wilber Humberto Anavizca Pérez –camisa rosada– cuando fueron capturados luego de un operativo en Izabal. (Foto Prensa Libre: Hemeroteca PL)

La fiscalía contra la narcoactividad imputará cargos a Luis Alberto  y Sergio Obdulio Chacón Alvarado, alias los hermanos veneno, Mirli Mariela Lemus Molina, Jorge Donaldo García Gutiérrez, Rudy Vinicio Leonardo Cahueque, Nery Ely Méndez Mayorga, Luis Ricardo Lemus Flores, Wilber Humberto Anavizca Pérez, Rafael Atilano Barrios Mcdonalds, Edwin Rocael Luis Luis y José Antonio Peña Pompa, alias Toño. 

Las investigaciones comenzaron con una denuncia que tenía solo un celular y un diminutivo: Toño. Las  escuchas telefónicas, seguimientos, agentes infiltrados, que se hicieron desde enero del 2013,  revelaron como la estructura de los veneno proveyó a la de Peña Pompa —requerido por la DEA—.

Los hermanos Chacón Alvarado trasegaban la droga de Honduras y la llevaban a Izabal. Peña Pompa, quien operaba en Petén,  en palabras de los fiscales, era “un centro de acopio” surtido por los Chacón Alvarado y otros grupos de oriente. Unos 60 kilos cada mes –con un costo de US$14 mil cada uno-  unos Q6.4 millones en estupefacientes atravesaban la frontera mexicana.

El destinatario era Raya Benítez, el hombre fuerte del cartel de Sinaloa en Quintana Roo. Le llamaban “patrón de la plaza, por introducir grandes cantidades de cocaína”, cita el Diario de Quintana Roo.

La estructura también estaba integrada por García Gutiérrez, quien según los fiscales, era un experto tirador del clan de Juan José León Ardón o  Juancho León asesinado en marzo del 2008. Lemus Flores fue un piloto de la fiscalía contra la narcoactividad y Méndez Mayorga agente de la Policía Nacional Civil aseguraron durante mucho tiempo la información necesaria para asegurar el destino de los cargamentos.

El Raya

Isidoro Raya Benítez, conocido con los alias el Raya, Macre o patrón, fue un agente de la Policía Judicial de los estados de México y Quintana Roo, formó parte del grupo elite de antisecuestros.

El michoacano fue detenido el 31 de marzo de 1998 por los delitos de portación de arma de uso exclusivo del Ejército mexicano, entre ellas un fusil de asalto AK-47 y una pistola calibre 10 milímetros, que lo llevó a estar en prisión por aproximadamente siete años.

Recobró su libertad el 31 de marzo de 2005, para continuar con sus actividades ilícitas.

Según informes del Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen), Raya Benítez era propietario de una pistola cubierta con oro, la cual fue asegurada por elementos de la Procuraduría General de la República en septiembre de 2006.