Justicia

No volvería a vivir en Guatemala, dice María Eugenia Molina Theissen

“La desaparición de mi hermano fue mi primera muerte”, aseguró ayer Ana Lucrecia Molina Theissen al Tribunal de Mayor Riesgo C.

Por Javier Lainfiesta / Guatemala

Archivado en:

Derechos humanos Justicia
Ana Lucrecia Molina Theissen abraza a su mamá Emma de Molina, luego de haber dado su declaración ante el Tribunal de Mayor Riesgo C. (Foto Prensa Libre: Paulo Raquec)
Ana Lucrecia Molina Theissen abraza a su mamá Emma de Molina, luego de haber dado su declaración ante el Tribunal de Mayor Riesgo C. (Foto Prensa Libre: Paulo Raquec)

María Eugenia y Ana Lucrecia presentaron su testimonio en el juicio que señala a cinco exmilitares por los delitos de desaparición forzada, violación agravada y deberes contra la humanidad cometidos contra su hermano pequeño,  Marco Antonio Molina Theissen

Ana Lucrecia relató los esfuerzos de su familia por encontrar a Marco Antonio, luego de que un grupo armado se lo arrebató a su madre en la colonia La Florida, Mixco.

Relató que colocaron recursos de exhibición personal a favor del niño; sin embargo nunca obtuvieron respuesta. Agregó  que publicaron en dos medios de comunicación una carta abierta dirigida a Efraín Ríos Montt, jefe de la junta militar de ese entonces, en la cual le pedían que les ayudara a encontrar a Marco Antonio apelando a sus valores religiosos”.

LEA TAMBIÉN | Sandra Torres incidió en el Transurbano, dice testigo

María Eugenia contó que también sufrió persecución. Relató que su esposo fue secuestrado y luego apareció muerto en 1984. Después ella y su hijo pidieron asilo en la Embajada de Ecuador.  

Años después, toda la familia se tuvo que refugiar en Costa Rica, en donde residen actualmente.

 Ana Lucrecia Molina Theissen, hermana de Marco Antonio

“Hay un duelo inconcluso jamás superado. Hay una injusticia sumamente dura”.

“No volvería a vivir en Guatemala. Ahora, de igual manera, temo por mi seguridad, dado que la acusación que estamos haciendo es sumamente grave”, aseguró María Eugenia al Tribunal.  

Las hermanas Molina Theissen afirmaron que la Corte Interamericana de Derechos Humanos falló en el 2009 a favor de la familia y le ordenó al Estado de Guatemala reconocer su responsabilidad en el asesinato de Marco Antonio, otorgar un resarcimiento y emprender investigaciones sobre el caso.  “Lo único que pido  es  que se haga justicia”, dijo Ana Lucrecia.

Entre los acusados en este caso están Benedicto Lucas García, Francisco Gordillo, Edilberto Letona, Hugo Zaldaña y Manuel Callejas.

Contenido relacionado

> Procesarán a militares por desaparición de Antonio Molina Theissen

> Caso Molina Theissen | Benedicto Lucas: El objetivo político soy yo